eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Empresariado español en Brasil dividido frente a la depreciación de real

- PUBLICIDAD -
Empresariado español en Brasil dividido frente a la depreciación de real

Empresariado español en Brasil dividido frente a la depreciación de real

El empresariado español en Brasil se muestra dividido ante la creciente depreciación del real frente al dólar, que en 2014 fue del 12,9 % y en lo que va de año acumula una variación negativa del 7,28 %, informó hoy una fuente oficial.

La directora ejecutiva de la Cámara Oficial Española de Comercio en Brasil, María Luisa Castelo, declaró a Efe que las variaciones cambiarias pueden representar un "doble efecto" para las empresas extranjeras en Brasil.

"Si consideramos solamente el beneficio obtenido en Brasil y remitido a las matrices, sabemos que habrá un valor menor enviado fuera de Brasil, lo que puede ser visto entonces como un factor negativo", dijo la directora ejecutiva de la principal asociación de las empresas españolas en el gigante suramericano.

Sin embargo, Castelo añadió que "si pensamos en el montante en euros que las matrices envían a las filiales, sabemos que hay una mayor valoración en Brasil, lo que representa un efecto positivo para las compañías".

España es el segundo inversor extranjero en Brasil, después de Estados Unidos, y ese país latinoamericano es el principal destino de inversiones españolas en el exterior.

A pesar del fuerte movimiento cambiario durante 2014 en Brasil, las principales multinacionales españolas que actúan en el mercado brasileño presentaron resultados anuales positivos.

Por ejemplo, el beneficio líquido en el país suramericano del grupo asegurador Mapfre en 2014 fue de 1.600 millones de reales (unos 560,2 millones de dólares), que representan un crecimiento del 40,5 % frente a 2013.

Para el banco Santander, en tanto, Brasil continúa siendo el país donde el grupo financiero español registró los mejores resultados, ya que el beneficio neto el pasado año alcanzó los 1.558 millones de euros (1.766 millones de dólares), el 1,3 % menos frente a 2013.

En el país, dentro de la cuenta de resultados, el margen neto cayó el 13,5 %, en tanto que los créditos concedidos a los clientes se elevaron el 11,9 % y los depósitos captados, el 11,5 %.

Telefónica Brasil, a su vez, obtuvo en 2014 un beneficio neto de 4.936,6 millones de reales (unos 1.744 millones de dólares), lo que supuso un aumento del 32,9 % con respecto al año anterior, de acuerdo con el balance presentado por la filial de la compañía española.

A pesar de la depreciación de la moneda local, que encarece las importaciones, los expertos del mercado financiero mantienen su apuesta de que Brasil sigue siendo atractivo para los inversores internacionales.

Los analistas privados del mercado, consultados semanalmente por el Banco Central, apuntaron en su último informe que la inversión extranjera para este año llegará a un acumulado de 60.000 millones de dólares, cifra respaldada por las previsiones de un aumento de la tasa referente para los tipos de interés, actualmente en el 12,25 %.

"El cambio competitivo, de unos 2,9 reales por dólar, es la tasa real que estimula la dotación presupuestaria de recursos en los sectores de mayor productividad y asegura el crecimiento económico a largo plazo", indicó a la estatal Agencia Brasil el profesor de economía de la Universidad Federal Fluminense, André Nassif.

Para el economista de la consultora Simplific Pavarini y profesor de la universidad Ibmec Alexandre Espírito Santo, "el dólar en una tasa de equilibrio ayuda a recuperar la industria de manufacturados" y contribuye al ajuste de las cuentas del país.

Sin embargo, para el economista Sidney Nehme, director de la corredora de cambio NGO, Brasil tendrá dificultades para atraer el capital extranjero en 2015, y advirtió sobre los riesgos de la especulación que se vivió en los dos primeros meses de este año.

Diversos analistas consultados por Efe coincidieron en que a pesar de las intervenciones diarias en el mercado futuro de dólares para contener la depreciación, el Gobierno no aplicará medidas radicales en el cambio.

En medio de este escenario de volatilidad cambiaria, Brasil acumuló en 2014 un déficit de 90.900 millones de dólares en su cuenta corriente, equivalentes al 4,17 % del PIB y que suponen el peor resultado desde 2001, de acuerdo con el Banco Central.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha