eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Paro juvenil, pobreza y desigualdad los mayores retos en España

- PUBLICIDAD -

El paro juvenil, la pobreza y la desigualdad figuran entre los principales retos que afronta España en el ámbito laboral y social, según un informe conjunto sobre empleo de la Comisión Europea (CE) y el Consejo publicado hoy.

El texto, que acompaña la Encuesta Anual de Crecimiento 2016 de la CE, pone de relieve que España figura entre los seis países que "afrontan un número importante de retos laborales y sociales", junto con Grecia, Croacia, Chipre, Portugal e Italia.

En el caso de España, el documento indica que, pese a que ha habido progresos en la reducción de las tasas de desempleo y de jóvenes que ni estudian ni trabajan ("ninis") desde los "niveles problemáticos" de los que se partía, la situación del paro juvenil, la pobreza y la desigualdad siguen siendo problemáticas.

Sobre el paro en general, señala que "hay cierta convergencia en las tasas en toda la UE, con una disminución más fuerte que nunca en una serie de países que habían registrado unos niveles muy altos de desempleo", con España y Portugal como principales ejemplos.

Pese a ello, añade, "en la primera mitad de 2015 las tasas de desempleo variaban entre cerca del 5 % en Alemania y el más del 20 % en España y Grecia".

Destaca en particular el alto porcentaje de mujeres desempleadas en el sur de la UE, especialmente en Grecia y España, así como en los países del Este de la Unión.

Sobre el paro juvenil, revela que tanto España como Grecia mantienen porcentajes que rondan el 50 %, a la cabeza de la UE, seguidas de Italia y Croacia (en torno al 40 %) y Chipre y Portugal, que superan el 30 %.

Aunque parece que los Estados miembros empiezan a converger en ese ámbito, "en estos países haría falta una disminución más rápida para volver a conducir el desempleo a unos niveles razonables", agrega.

También se alerta del abandono escolar temprano, a pesar de que la tasa mejoró en 2014 en casi todos los países con respecto al año precedente.

Los niveles son particularmente altos en España, Malta, Italia y Portugal, puntualiza el texto, que explica que la tasa entre los extranjeros es diez puntos superior a la de los estudiantes autóctonos.

También se refiere al paro de larga duración, que ha aumentado en todos los países, salvo Alemania, entre 2008 y 2014.

"Las tasas son relativamente altas, en particular en Grecia y en menor medida en España, y en ambos casos estaba muy cerca del nivel máximo", afirma.

En términos de movilidad de trabajadores en los Veintiocho, el informe manifiesta que se ha producido una destacable salida en los últimos años desde los países más afectados por la crisis hacia otros que han sorteado esa etapa "relativamente bien".

Precisa que, en términos de cifras absolutas, la mayor salida de trabajadores se produjo en España y Polonia, mientras que los países que más mano de obra recibieron fueron Alemania y el Reino Unido.

Pese a los avances, asegura, la movilidad laboral en la UE "sigue siendo modesta".

En relación a los salarios, en los últimos años parecen estar moviéndose en línea con la productividad, con "solo pequeñas desviaciones en muchos países, con la excepción de Chipre, Grecia, España, Estonia, Rumanía y Bulgaria".

La pobreza, otro de los factores examinados, no registró una reducción significativa en Grecia, España y Lituania, países que tienen un nivel más alto que la media.

El documento también pasa revista a la desigualdad en los ingresos, que se mantuvo estable en 2013, último año del que se dan cifras.

La mayor desigualdad al respecto se observó en Portugal, Lituania, España, Letonia, Grecia, Bulgaria y Rumanía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha