eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Polémica en Argentina por anuncio del Gobierno de que podría importar tomates

- PUBLICIDAD -
Polémica en Argentina por anuncio del Gobierno de que podría importar tomates

Polémica en Argentina por anuncio del Gobierno de que podría importar tomates

El Gobierno argentino, los proveedores y los supermercados expresaron hoy posiciones dispares sobre la posibilidad de importar productos frescos, como el tomate, para garantizar los precios pactados a fin de contener la inflación.

"Hemos recibido observaciones críticas por parte de los productores y lo que queremos es saber quién dice la verdad", dijo el jefe del Gabinete de ministros, Jorge Capitanich, en una rueda de prensa, en referencia a la polémica causada tras indicar el Gobierno que podría recurrir a importar tomates si se disparara su precio.

Hoy, un kilo de tomates cuesta en Buenos Aires alrededor de 17 pesos, unos 2,5 dólares.

Capitanich anunció el miércoles que se recurrirá "inclusive a la importación", fuertemente regulada en Argentina, para garantizar la disponibilidad de los productos de la cesta básica o de referencia.

Esa es la lista de 100 bienes cuyo importe ha sido acordado entre el Ejecutivo y los principales actores del sector productivo y comercial para paliar la inflación.

Según datos oficiales, en los primeros once meses del año 2013, los precios al consumo acumularon un alza del 9,4 %, pero para consultoras privadas la inflación real es del 26,8 %.

La advertencia oficial vino precedida de las indicaciones de algunos supermercados sobre posibles aumentos de precios derivados de la escasez de algunos artículos, especialmente productos de temporada como el tomate, punto que en cambio niegan los productores.

Capitanich anunció hoy que el equipo económico, por instrucción de la presidenta Cristina Fernández, ha convocado a los productores de tomate para "verificar quién dice la verdad o quién miente" y apuntó que las subidas de precios provienen en muchos casos de "maniobras de carácter especulativo que perjudican al consumidor".

"Hay diferentes versiones, mientras los supermercados parecen decir que va a subir el tomate, los productores dicen que el tomate no va a subir y que no hay problemas de abastecimiento", explicó también hoy el ministro de Economía, Axel Kicillof, en declaraciones a los medios.

Kicillof volvió a insistir en que el Gobierno tomará todas las medidas necesarias para garantizar los precios acordados y en que se permitirán las importaciones si se presentan desabastecimientos puntuales de productos frescos por factores climáticos.

El precio del tomate ya estuvo en el centro de la polémica económica en Argentina a mediados de 2013, durante el invierno austral, cuando escaló hasta los 45 pesos por kilo (unos 7 dólares).

El entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, solicitó a la población que redujera el consumo de esta hortaliza y que se promoviesen recetas alternativas desde las asociaciones de consumidores.

El acuerdo de precios de productos básicos entró en vigor el pasado lunes en la capital y su cinturón metropolitano y se irá extendiendo sucesivamente al resto de zonas del país.

Pese a que el Gobierno ha hecho una valoración "positiva" de la implantación de la cesta de referencia, también ha reconocido problemas de abastecimiento para algunos artículos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha