eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rioja, en la cúspide de vinos de calidad por su riguroso sistema de control

- PUBLICIDAD -
Rioja, en la cúspide de vinos de calidad por su riguroso sistema de control

Rioja, en la cúspide de vinos de calidad por su riguroso sistema de control

El hecho de que Rioja se sitúe en la cúspide de los vinos de calidad españoles se fundamenta en una serie de requisitos exigentes en materia de control cuantitativo y cualitativo, uno de los cuáles es el riguroso control de calidad que su Consejo Regulador realiza para los vinos de esta Denominación.

Este riguroso proceso de control se inició, de manera oficial, el pasado día uno y se desarrollará durante noventa días, período en el que se evaluarán unas 4.500 muestras de los vinos recién obtenidos de la cosecha de 2016, que ha sido excepcional en calidad y cantidad con 442,4 millones de kilos de uva, de los que se han elaborado 318,5 millones de litros de vino.

Así lo explica a Efe el director general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, José Luis Lapuente, ante el inicio de esta fase para la calificación oficial de los vinos de Rioja, en la que las muestras serán sometidas a un riguroso control de calidad analítico y organoléptico, que deberán superar para tener derecho al amparo de la Denominación.

El Consejo Regulador considera que este control es "clave" dentro de su sistema de garantías de calidad y autenticidad que ofrece Rioja a los consumidores, y que, sin duda, recalca Lapuente, es el más reconocido de todas las denominaciones.

Para realizar estos controles, el Consejo cuenta con 150 expertos cualificados, distribuidos en 30 comités de cata, que representan al sector vitivinícola y al consumidor y que, tras un riguroso proceso de formación, valoran parámetros como la tipicidad, color, limpidez, olor, sabor y calidad del vino -conforme a una ficha oficial de la Oficina Internacional de la Viña y el Vino-.

El director del Órgano de Control del Consejo Regulador, Pablo Franco, ha indicado a Efe que esta fase es decisiva en el proceso de calificación porque la cata constituye el mejor instrumento para determinar la calidad del vino, así como su personalidad diferenciada inequívocamente de Rioja.

Franco también incide en la apuesta del Consejo Regulador por avanzar en las nuevas tecnologías, ya que los catadores utilizan una tableta en cada sesión de cata y se ha demostrado que es un sistema que reporta indudables ventajas a la hora de agilizar la obtención de resultados en tiempo real y realizar análisis estadísticos posteriores a partir del gran volumen de información que se maneja.

El acta, con los resultados de la cata y los análisis, así como un informe emitido por los veedores del Consejo sobre el cumplimiento de la normativa por el viticultor y bodeguero, determinan si el vino es apto o no para la calificación.

Según Lapuente, esta fase de calificación, mediante cata y análisis de los nuevos vinos, se complementa durante el año con la recogida de muestras en los almacenes de producto terminado de las bodegas, incluso, en los puntos de venta, que realizan los técnicos del Consejo Regulador.

Ello completa una evaluación aproximada de 7.500 muestras de vino de Rioja al año, lo que constituye un proceso de certificación y control que sitúa a esta Denominación, que comparten La Rioja, País Vasco y Navarra, a la cabeza de los rigores de control y, en definitiva, de los vinos de calidad españoles, enfatiza Lapuente.

El Consejo Regulador implantó el plan de calificación de los vinos de Rioja en 1985 y fue entonces cuando empezó el examen analítico y organoléptico de todos los vinos, mucho antes de que la legislación obligara a ello, lo que, según ambos representantes del Consejo, demuestra la preocupación histórica de Rioja por mejorar la calidad de sus vinos.

Lapuente también resalta que Rioja aplica una de las normativas más restrictivas del mundo a través de este proceso constante de calificación, que asegura la alta calidad del vino desde la producción hasta la comercialización.

El rigor con que actúa el Consejo Regulador transmite seguridad y confianza a los consumidores y ha sido determinante para la posición de liderazgo que ocupan los vinos de Rioja, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha