eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los exconsejeros dicen que Caja Madrid les entregó sus tarjetas para uso personal

- PUBLICIDAD -
Arturo Fernández usó su tarjeta en sus restaurantes porque "son más baratos"

Arturo Fernández usó su tarjeta en sus restaurantes porque "son más baratos"

Otros siete exconsejeros de Caja Madrid que han declarado hoy como imputados en la Audiencia Nacional por el escándalo de las tarjetas opacas han defendido que la entidad se las entregó para uso personal y que era ella la que se encargaba de tributar por ellas.

Alguno ha lamentado el "enorme trastorno" que ha provocado este asunto en su reputación, como la expresidenta la de la Fundación Caja Madrid Carmen Cafranga, mientras que otros, como el consejero delegado de OHL, Javier López Madrid, han afirmado que, de haber sabido que las visas eran irregulares, no solo la habría entregado, sino que habría dimitido.

Cafranga ha explicado al juez instructor, Fernando Andreu, que el "perjuicio" a su imagen ha sido tal que el Banco Santander le negó un aval para regularizar su situación con Hacienda, han informado fuentes jurídicas.

López Madrid, que siempre pensó que era una tarjeta exclusiva de Caja Madrid porque así lo dio a entender Rodrigo Rato en una reunión del Consejo de Administración de Bankia, ha hablado de un "exceso de confianza" y, aunque es "evidente que algo" ha hecho "mal", procuraba llevar un control del gasto.

Su grupo empresarial, ha añadido, es el que "más ha perdido con la salida a bolsa de Bankia", con lo que si hubiese conocido las irregularidades, habría abandonado su cargo.

Para ellos dos, la Fiscalía no ha pedido fianza civil, en el caso de Cafranga -que gastó 175.200 euros- porque estuvo muy poco tiempo ocupando el cargo de consejera y el grueso fue miembro de la Comisión de Control.

En el de López Madrid (34.807 euros), así como en el de Arturo Fernández y Luis Blasco, porque han devuelto íntegramente las cantidades percibidas (37.726 y 51.700 euros, respectivamente).

Como la mayoría, el expresidente de la patronal madrileña ha defendido que la tarjeta que le entregó Caja Madrid para "libre disposición" era "transparente" y que la empleó en los restaurantes de su grupo porque son suyos "y más baratos", y ha reconocido que cargaba importes "redondos", aunque ignoraba por qué siempre a las 0:50 horas.

Dependía, ha dicho, de "la chica que hace la cuenta".

Otros han apelado al uso responsable que dieron a su visa, de forma que Jorge Gómez, que desembolsó 98.200 euros, ha señalado que en octubre 2012 se fue de viaje a Nueva York pero solo cargó a su visa su billete, mientras que el de su mujer y sus suegros corrieron a cargo de la suya.

El exsecretario general de UGT-Madrid José Ricardo Martínez Castro ha dicho que hizo el esfuerzo por limitar sus gastos a la función de consejero, y que en 2010 sobrepasó por error en 4.000 euros su límite anual de 24.000, pero el exvicepresidente José Manuel Fernández Norniella, que es el que se la entregó, le informó de que le descontarían esa cifra al año siguiente.

La exconsejera María Enedina Álvarez -que disfrutó de 47.000 euros- ha precisado que recibió la suya de manos de Norniella, quien le trasladó la existencia de un acuerdo con la Agencia Tributaria en materia de tributación, por lo que debía despreocuparse de este asunto.

Ha respondido al juez que no recuerda uno de los cargos que realizó en una tienda de deportes, pero ha relatado que en una ocasión intentó devolver un aparato de gimnasia, por lo que trató de pedir, sin éxito, que le dejaran controlar sus gastos por Internet.

A Blasco, que además de devolver el dinero ha hecho una complementaria, le pareció "normal" que le dieran una tarjeta porque no le facilitaron "ni secretaria, ni despacho ni teléfono", pero entendía que figuraban en las declaraciones de Bankia.

Romero, que se ha presentado como una víctima de "un engaño o negligencia", ha sido el único en decir que eran para gastos de representación y que no hubo cambios entre los mandatos de Miguel Blesa y Rodrigo Rato, aunque ha defendido que efectuó retiradas de efectivo tras pedir el Pin en la entidad porque hay gastos, como taxis, que no se pueden pagar con tarjeta.

El exconsejero, que siguió usando la suya después de su cese porque así se lo permitieron al pertenecer a consejos de participadas, ha agregado que alguna vez le llamó la atención a algún usuario por el uso que le estaba dando en la compra de electrodomésticos.

Los interrogatorios proseguirán el próximo viernes con el expresidente de Caja Madrid Jaime Terceiro, bajo cuyo mandato situó Blesa el origen de las tarjetas; los exdirectivos que nunca las usaron, -Francisco Verdú, Féliz Manuel Sánchez y Esteban Tejera- y el director corporativo de Auditoría Interna de Bankia que destapó el escándalo, Iñaki Azaola, todos ellos en calidad de testigos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha