eldiario.es

Menú

Kia eleva su propio listón con el nuevo Stinger

Diseño y comportamiento se alían alrededor del modelo en serie más pasional de la historia de Kia, que entra de lleno a competir en el mercado premium

Tracción trasera o total, el Stinger se supera en la versión de alto rendimiento de seis cilindros en V y 370 caballos de potencia, acelerando de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos

- PUBLICIDAD -
Kia Stinger, gran turismo de 4,83 metros de longitud.

Kia Stinger, gran turismo de 4,83 metros de longitud.

Kia presenta un novedoso modelo en relación con su historia y los estándares del mercado generalista. Se trata de un gran turismo de altas prestaciones denominado Stinger que sitúa la marca en un terreno solo explorado por fabricantes de lujo. Basado en el prototipo Kia GT Concept de 2011, seis años después la firma cristaliza el proyecto en un coche en serie donde muestra todo su potencial en diseño e ingeniería.

Como fuente de inspiración para los futuros modelos de Kia, el Stinger destaca por una estampa imponente y musculosa que denota cierto aire deportivo. Mucho más que una cara bonita, el que posiblemente sea el Kia más impactante de la historia es también un coche rápido, ágil y tremendamente confortable, a la altura de los que son sus rivales directos: BMW Serie 4 Gran Coupé, Audi A5 Sportback y Volkswagen Arteon.

En concreto, el Kia Stinger tiene cinco puertas, 4,83 metros de longitud y proporciones típicas de un GT de tracción trasera (una gran batalla de 2,90 m y un ancho de 1.87 m), esto es, un capó alargado, un voladizo delantero bastante corto, el parabrisas y la luneta muy inclinados, una línea de techo tipo cupé, una zaga ensanchada de hombros marcados y unas llantas grandes.

Bajo el capó del Kia Stinger hay una gama de tres motores longitudinales turboalimentados, uno diésel y dos de gasolina, asociados con una caja de cambios automática de ocho velocidades de nuevo desarrollo que transmiten la potencia al eje trasero (es la primera berlina de Kia a propulsión) o total en función de la mecánica seleccionada.

Ancho, bajo y con una alargada batalla, el diseño del Stinger es una de las bazas del último Kia.

Ancho, bajo y con una alargada batalla, el diseño del Stinger es una de las bazas del último Kia.

El motor diésel de 2,2 l, capaz de generar 200 caballos a 3.800 rpm y un par motor máximo de 440 Nm disponible entre 1.750 y 2.750 rpm, acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 s y alcanza los 230 km/h de velocidad máxima, homologando un consumo medio de 5,6 litros cada 100 kilómetros. Este propulsor puede combinarse con los dos tipos de tracción.

En gasolina, el escalón de entrada lo representa el 2,0 l de cuatro cilindros que produce 255 CV (siempre tracción trasera) y la joya de la corona es el V6 biturbo de 3.3 l de 370 CV a 6.000 rpm y 510 Nm de par entre 1.300 y 4.500 rpm (siempre tracción total). Esta variante acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y llega a una velocidad máxima de 270 km/h, números inauditos en la actual gama de Kia.

Por su parte el chasis está fabricado al 55% en aceros de alta resistencia y la suspensión es independiente (McPherson delante y multibrazo detrás), dotando al Kia Stinger de un comportamiento dinámico de gran categoría: es confortable, silencioso y estable a velocidades muy elevadas y al mismo tiempo se comporta con agilidad en carreteras con curvas para sus dimensiones y peso (aunque, en último termino, no se trate de un coche deportivo).

El motor V6 de 3.3 litros de cilindrada y 370 CV de potencia corona la gama Stinger.

El motor V6 de 3.3 litros de cilindrada y 370 CV de potencia corona la gama Stinger.

Las versiones de gasolina disponen de unos amortiguadores de dureza variable. Y es común en toda la gama el Drive Mode Select, que cuenta con cinco programas (SMART, ECO; COMFORT, SPORT y SPORT+) para modificar la dureza de la suspensión, la respuesta de la dirección, la sensibilidad del acelerador, la rapidez del cambio y la intervención del control de estabilidad.

La gama se organiza alrededor de cuatro niveles de acabado, Style, xTreme, GT Line y GT. Los tres primeros están reservados a los dos motores menos potentes (desde 37.900 euros) y el cuarto es exclusivo del V6 (hasta 54.150 euros). El GT se diferencia del GT Line por tener elementos específicos como una tapicería o unas llantas de 19 pulgadas, dos salidas dobles de escape, un difusor trasero en negro brillante y unos discos de freno Brembo con pinzas rojas.

Pasando el habitáculo se aprecia el esmero por los detalles y la alta calidad de los materiales utilizados, destacando una instrumentación de indicadores analógicos y digitales, las salidas de aire circulares con radios, de inspiración aeronáutica, una moldura de cromo satinado rodeando todo el salpicadero y puertas, o unos asientos y volante de corte muy deportivo.

El habitáculo del Kia Stinger.

El habitáculo del Kia Stinger.

Al Kia más caro de la actual gama no le faltan equipamientos a la altura del segmento en el que compite. La pantalla Head-Up Display (HUD); una superficie para la carga sin cable de un smartphone; un equipo de sonido Harman-Kardon de 720 W y 15 altavoces -en los acabados superiores- asociado a una pantalla táctil de 8 pulgadas; asientos delanteros ventilados y calefactados; o un portón automático inteligente con apertura de manos libres.

Por último, el Stinger estará disponible con los más modernos sistemas de asistencia a la conducción, como, por ejemplo, el aviso de colisión frontal y la frenada de emergencia autónoma con detección de peatones; el control de crucero avanzado; el sistema de asistencia de mantenimiento en el carril; la alerta de tráfico cruzado trasero; el sistema de monitorización del entorno en velocidad baja; la detección de vehículo en el ángulo muerto; o el asistente dinámico para luces de carretera.

- PUBLICIDAD -