eldiario.es

Menú

Skoda Octavia RS, el mejor 2x1 del mercado

El Skoda Octavia RS, en un equilibrio casi perfecto, aúna en un mismo vehículo dos características como la funcionalidad y la deportividad en una gama con distintas combinaciones posibles

- PUBLICIDAD -
El Skoda Octavia RS cuenta con una puesta a punto específica del chasis.

El Skoda Octavia RS cuenta con una puesta a punto específica del chasis.

Si hay una marca de coches que se ha ganado a pulso la fama de fabricar vehículos sencillos y prácticos, esa es Skoda. La firma de origen checo ha puesto a disposición de sus clientes soluciones funcionales y habitáculos y maleteros capaces para ocupantes y equipajes. Esta configuración, en ocasiones, le ha alejado del aspecto más emocional de la industria, erigiéndose como el abanderado de los turismos racionales.

No siempre ha sido así. Desde hace más de cuatro décadas, Skoda distingue a sus vehículos de serie más deportivos con las siglas RS, de Rally Sport. Hay que remontarse a 1974, con los modelos Skoda 180 RS y Skoda 200 RS, para hallar el origen de la actual gama Octavia RS, cuya primera versión se lanzó al mercado en el año 2000. Este 2018, el modelo más prestacional del fabricante cumple la mayoría de edad, y lo hace con una gama más diversificada que nunca.

El Skoda Octavia RS, en un equilibrio casi perfecto, aúna en un mismo vehículo dos características como la funcionalidad y la deportividad en una gama con distintas combinaciones posibles. Se puede elegir con dos carrocerías distintas (berlina o familiar -Combi-), dos tipos de combustibles (diésel o gasolina) y dos cajas de cambio (manual o automática). Además, con la última actualización, la marca ha incluido una versión potenciada, el Octavia RS 245 (de 245 caballos), el Skoda más potente en serie de la historia.

El Skoda Octavia RS Combi puede montar motores diésel o gasolina de 184 a 245 caballos.

El Skoda Octavia RS Combi puede montar motores diésel o gasolina de 184 a 245 caballos.

En cualquiera de sus variantes, el Octavia RS es un coche rápido, veloz y agradable de conducir. Lógicamente, el motor diésel concentra su mejor respuesta en un margen de revoluciones más estrecho y su sonoridad es menos atractiva, a cambio de garantizar un consumo de carburante más que razonable, por debajo de los 6 litros con un bloque de dos litros de cilindrada y 184 CV.

Por su parte, las motorizaciones de gasolina destacan por un rendimiento más lineal, suave y con un empuje que alcanza sin problema la parte alta del cuentarrevoluciones. Sus 230 ó 245 CV le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 y 6,7 segundos, respectivamente, ofreciendo unas recuperaciones y un sonido de escape más racing que sus primos de gasoil. Como es obvio, la merma del gasto de combustible es patente a poco que te excedas con el gas (no menos de 9 litros).

Para acompañar este rendimiento mecánico, Skoda ha modificado el chasis de su Octavia RS. Respecto al resto de la gama, estas versiones rebajan su altura libre al suelo en 15 milímetros y ensanchan en 38 milímetros las vías traseras. Se han recalibrado el tarado de la dirección y el equipo de frenos. Y se incluyen un bloqueo electrónico del diferencial denominado XDS+ y una suspensión con amortiguadores de dureza variable que cuenta con tres configuraciones: Comfort, Normal y Sport.

Esta fina cirugía deportiva se acompaña de nuevos elementos de diseño. Por fuera, se han empleado nuevos paragolpes, con tomas de aire más grandes, un nuevo alerón trasero con dos salidas de escape a cada lado del difusor y unas llantas que oscilan entre las 17 y 19 pulgadas de diámetro. Por dentro, los cambios son más discretos, destacando por encima de cualquier otro elemento unos asientos tipo baquet acabados en Alcántara.

Con la carrocería Combi, el Skoda Octavia RS gana en capacidad y practicidad.

Con la carrocería Combi, el Skoda Octavia RS gana en capacidad y practicidad.

En cuanto al equipamiento y la seguridad, las versiones RS heredan elementos del último Octavia. Destacan el sistema de navegación Columbus con pantalla de 9,2 pulgadas y conexión WiFi, el asistente Front Assist con protección predictiva de peatones, el detector de ángulo muerto, la asistencia de remolque o el asistente de maniobra, entre otros.

Por un precio que oscila entre los 31.800 y 37.500, el Octavia RS mantiene intacta su habitabilidad. Es amplio para sus dimensiones exteriores (4,69 metros de longitud) y, sobre todo, tiene un maletero muy grande tanto si se elige con carrocería berlina (que tiene 590 litros) como si se apuesta por el familiar, con 610 litros que pueden crecer hasta los 1.740 litros.

- PUBLICIDAD -