eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los sindicatos denuncian que Acorex se está manejando desde fuera del grupo cooperativo

Las elevadas dietas del director general, además de su millonario sueldo, irritan en el seno del grupo

Barral contrata a dos abogados expertos en concursos de acreedores e insolvencias

- PUBLICIDAD -
Manifestación de trabajadores de Acorex

Manifestación de trabajadores de Acorex

La sensación de que la crisis de Acorex se mueve desde unos hilos que no siempre están dentro del grupo crece. El líder de CCOO Julián Carretero alude directamente a las excesivas reuniones que ha habido sobre Acorex en mesas de restaurante y también denuncia que en esas reuniones “se ha estado manipulando desde fuera de la empresa para no sé qué película”.

Mientras fuera de Acorex hay muchos actores moviendo hilos (cajas de ahorro, dirigentes políticos, empresas del sector…) entre los trabajadores cunde la inquietud porque desde hace varios meses vienen oyendo hablar de un inminente ERE que podría afectar a casi la mitad de la plantilla, y a día de hoy siguen escuchando exactamente lo mismo. En principio, para esta semana ( miércoles día 6) hay prevista una nueva reunión entre empresa y sindicatos para hablar del ERE, que ahora podría situarse en 101 trabajadores de los 193 existentes.

En las negociaciones que Acorex mantiene con los sindicatos participa habitualmente en nombre de la empresa un abogado de un conocido despacho de Badajoz. Ese abogado y otro letrado que también ha comenzado a asesorar a Acorex pertenecen a al mismo despacho de abogados de Badajoz, un bufete que está especializado, y así se publicita, en concursos de acreedores e insolvencias.

Entre otras, esa podría una de las razones por las que el dirigente de UGT Francisco Capilla teme que la empresa pueda ir a un concurso de acreedores cuando pasen las elecciones.

Muchas dietas

Ante la ausencia de medidas y la parálisis general, empeora la situación económica del grupo hasta el punto de que algunos comerciales de la casa se han visto obligados a adelantar dinero de su bolsillo los gastos de sus desplazamientos profesionales.

El director general Antonio Barral no tiene ese tipo de problemas de intendencia. Quincenalmente (según el contrato firmado el 16 de febrero de este año) desde una empresa residenciada en su propio domicilio de Córdoba, Barral factura a Acorex la cantidad bruta de 4.791,60 euros; además, como mantiene su domicilio en Córdoba también pasa quincenalmente a Acorex una elevada cifra en hotel, dietas, comidas… Estas cifras elevadas, en una situación económica tan delicada como la que atraviesa el grupo, están irritando a diversos sectores en el seno de la entidad.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha