eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Extremadura se apunta al arte mural como reclamo turístico

Sierra de Gata, Plasencia o Cabeza de La Vaca acuden a artistas urbanos para sacar el arte a la calle y sumar nuevos alicientes a la agenda de los viajeros

- PUBLICIDAD -
David Bravo en el mural de Moraleja

David Bravo en el mural de Moraleja

Extremadura ha decidido convertir el arte urbano en reclamo turístico y echar mano de artistas murales para decorar las fachadas y otras piezas del mobiliario de ciudades y pueblos como si fueran lienzos, en los que cada vez se plasman más grafitis con firma de autor.

Instalaciones municipales, casas deshabitadas, naves industriales en uso o en desuso, depósitos de basura, garages… se vienen convirtiendo en los últimos años en contenedores de arte, un término cada vez más en boga cuando se trata de identificar espacios que se embellecen, sirven para sacar el arte a la calle para acercárselo a los ciudadanos y ponen en el sitio que corresponde a los pintores que se desentienden de la etiqueta negativa que durante años se les colgó sin filtro a quienes eligen la calle y el espray para dar forma a su creatividad.

Mural en Cabeza La Vaca

Mural en Cabeza La Vaca

De hecho, muchos ya no utilizan esa técnica sino que aplican a las paredes otras fórmulas de expresión artística como la acuarela.

Piornal dio este paso adelante en 2012 acudiendo ni más ni menos que a profesores y alumnos de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla para que embelleciesen las paredes de buena parte de las casas de la localidad afeadas por una uralita con las que durante años los piornalegos se vienen protegiendo de un frío inevitable por el hecho de ser el pueblo situado a más altura de la región.

Cuatro años después, la localidad cuenta con una decena de viviendas decoradas que hacen las delicias de los amantes de los selfies y que se han convertido en un aliciente turístico más.

Plasencia lleva años cediendo muros públicos para que los pintores urbanos más acreditados hagan gala de su buen hacer, una iniciativa a la que se han ido sumando paredes de propietarios privados que prefieren evitar garabatos sin sentido en favor de composiciones bien estudiadas y, cediendo también, contenedores de vidrio que se han visto estéticamente favorecidos a partir de la convocatoria de concursos con premio para artistas urbanos.

Trabajando en el mural de Cabeza La Vaca

Trabajando en el mural de Cabeza La Vaca

Hay incluso edificios dependientes del Ayuntamiento como el nuevo centro de Servicios Sociales para los que se ha buscado expresamente la decoración mural y plazoletas como la del Doctor Sayans que se han adornado con esta técnica.

La fórmula se repite también en localidades de Badajoz de la mano de su Diputación Provincial y de Aupex, la Asociación de Universidades Populares de Extremadura, unidas en un proyecto que pone en valor a los artistas urbanos locales y que incluye talleres de grafiti para niños y jóvenes como el desarrollado en Cabeza de la Vaca a principios de noviembre de este 2015.

El arte urbano, ocupando los espacios de las localidades

El arte urbano, ocupando los espacios de las localidades

Sierra de Gata ha sido uno de los últimos destinos que se han sumado a este movimiento que pretende convertir el arte urbano en reclamo turístico y lo hace por una parte a través del proyecto Agua Dulce que va a unir a través del arte mural a Moraleja, Villasbuenas, Robledillo y La Moheda de Gata, Torre de Don Miguel y Perales del Puerto pintando escenas de naturaleza y agua en cada una de las localidades y a través del homenaje a Louis Wain, el pintor inglés de los gatos, que se desarrolla exclusivamente en Gata. Ambos se van a ir desarrollando sin prisa pero sin pausa con el fin de ir creando una red de grafitis que llamen la atención de propios y foráneos a la hora de incluir nuevas pistas turísticas en su agenda de ocio

Con todo ello se consigue por una parte convertir el arte urbano en reclamo turístico, un objetivo que se viene cultivando con éxito desde hace años en América y en las principales capitales europeas y, por otra, despegar la etiqueta negativa de unos autores empeñados en demostrar que lo suyo también es arte.   

Vamos, que ya no hace falta irse a Nueva York para hacerse un selfie con una pared decorada como fondo porque en Extremadura también es posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha