eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Presente y futuro de las convergencias en Extremadura tras el batacazo electoral de Izquierda Unida

Podemos entra en el arco parlamentario, aunque se queda como tercera fuerza. Si repite los resultados actuales tendría complicado sumar diputados a las Cortes por Cáceres y Badajoz en las generales 

Fuerzas como Adelante Extremadura, Equo, junto a los críticos de IU y varios movimientos sociales, insisten en una candidatura de unidad popular amplia, con el caso de Madrid o Barcelona como ejemplo

- PUBLICIDAD -
Pedro Escobar, con la secretaria de Organización de Izquierda Unida Extremadura (derecha)

Pedro Escobar, con la secretaria de Organización de Izquierda Unida Extremadura (derecha)

Las elecciones del pasado 24-M no solo han traído consigo la victoria de Guillermo Fernández Vara a Extremadura. También trae otras lecturas, como el descalabro de Izquierda Unida en las elecciones municipales y autonómicas, y la entrada de Podemos en el arco parlamentario. 

Como en otras muchas comunidades autónomas, la formación de Pablo Iglesias se ha quedado como tercera fuerza, ocupando en el caso de Extremadura el techo de votos que Izquierda Unida copaba en tiempos mejores, con seis diputados. Los resultados complican a Podemos sumar diputados por Badajoz y Cáceres en las próximas elecciones generales.

Son muchas las voces que reclaman una renovación, en primer lugar, con la salida inmediata de Pedro Escobar como coordinador regional de Izquierda Unida. El siguiente paso, un intenso debate sobre las nuevas convergencias, de sensibilidades e ideas amplias, con Manuela Carmena y Ada Colau como referentes. También con Alberto Garzón, que ha dejado claro su apuesta por la unidad popular, siendo la convergencia "el único camino" según ha dicho.

Las convergencias 

Formaciones como Adelante Extremadura, Equo, junto con movimientos sociales, defienden esta posibilidad. También se han sumado la  militancia crítica de IU, como Manuel Sosa, Abel Izquierdo, Margarita González-Jubete… e incluso el exdiputado Víctor Casco y Miguel Manzanera. Todos firmaron meses atrás un manifiesto en el que mostraban su firme apuesta por la confluencia y la unidad en las elecciones autonómicas. 

Ahora preparan  un nuevo proyecto de unidad popular que pueda concurrir a las elecciones generales, y que les permita sumar representación en las Cortes Generales. Abren las puertas a Podemos.

En esta línea Juan Carlos Vila, de Adelante Extremadura, insistió en un artículo publicado en este diario que el camino de la confluencia, de partidos y movimientos, ha sido la clave de los triunfos de la izquierda en Madrid o Barcelona.

Capítulo 1: fracaso estrepitoso de IU Extremadura el 24-M

Pedro Escobar se ha dejado en el camino 10.000 votos, al pasar de 37.096 a 27.004 apoyos en las autonómicas. O lo que es lo mismo, uno de cada tres votantes que confiaron en él en 2011, le han retirado el voto. De fondo, la abstención de IU que permitió gobernar a Monago y su actitud frente a un gobierno de derechas en minoría.

En los comicios locales, sin el nombre de Escobar como referente, Izquierda Unida ha sumado más votos, hasta los 32.866. No obstante la formación se ha perdido 8.078 apoyos en tan solo cuatro años. Destaca, por un lado, la pérdida de concejales en la ciudad de Cáceres y Badajoz, las más importantes, y por otro el hecho de que IU solo mantiene su estructura en municipios de menos de 10.000 habitantes. 

En 2007 IU también se quedó fuera de la Asamblea, aunque en esa ocasión mantuvo fuerte su estructura municipal, de la mano de unos 150 concejales, incluidos en Cáceres y Badajoz. IU mantiene concejales en poblaciones pequeñas, de entre 500 y 12. 

Capítulo 2: victoria, pero a medias, de Podemos 

El voto de Podemos se ha concentrado en grandes municipios en Extremadura, sumando escasamente un porcentaje superior al 5 por ciento en el mundo rural. A ello se une el hecho de que las agrupaciones afines montadas en las localidades no comparten la firma Podemos. De este modo, Podemos sigue sin tener en la Extremadura rural la estructuras que tienen IU o el PSOE.

También es destacable el hecho de que Podemos, en la práctica, se ha acercado al techo de votos que antaño sumaba IU, y que por lo tanto está lejos de ponerse al frente de una diputación, o acceder a las Cortes Generales con diputados propios por Badajoz o Cáceres.

Capítulo 3: el futuro de la unidad popular en la región

El excoordinador local de IU Badajoz y líder de Badajoz en Común, Manuel Sosa, defiende por encima de todo la necesidad de una confluencia de unidad popular, tanto en el ámbito local como autonómico.

Adelanta el interés de formaciones y movimientos de encabezar una candidatura de unidad popular que permita sumar representación de cara en las Cortes Generales en los comicios generales.

En la misma línea  Víctor Casco, exdiputado de IU Extremadura, apuesta por la unidad popular. A su juicio, es el momento de admitir que IU, en solitario, no puede impulsar políticas y movimientos amplios de unidad popular, y que necesita sumar fuerzas. 

Antes de la convergencia, si advierte que Pedro Escobar tiene que irse. “Y tiene que hacerlo sin que sea trágico, marcharse y dejar paso a una nueva dirección”.

¿Qué opinan los referentes de IU?

Uno de los referentes de IU que ha soportado la debacle ha sido IU Mérida. En contra del resto de asambleas de las ciudades, y de la autonómica, han sumado votos y ahora cuentan con dos concejales. Álvaro Vázquez ha transmitido a este diario que, aunque sí cree en las confluencias, no las defiende a cualquier precio: “¿Confluir, para qué?, ¿con qué fines?, ¿con qué propósitos?". Piensa que las confluencias que ha habido hasta el momento en la región han sido apresuradas, en algunos casos con falta de organización.

Insiste en que la unidad es un instrumento para alcanzar un fin, que tiene que ser según dice un contrapoder frente al bipartidismo. Así matiza que no cree en la confluencia a toda costa, sino entendida como una suma de acción política.

Por su parte Héctor Izquierdo, que revalida su presencia en el Ayuntamiento de Navalmoral, señala que es necesario recuperar las líneas de IU, pero en las calles, con la ciudadanía, en consonancia con el movimiento político y social que supone Izquierda Unida. "IU lleva la convergencia en su ADN. No nos negamos a converger, pero desde un programa y desde unos mínimos".

Señala que en su caso, manteniendo la siglas de IU, se han incorporado seis personas independientes a IU, que han elaborado el programa, pero sin renunciar a las siglas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha