eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

"Nos hacen pensar que nuestro valor de mujer depende de la atracción que despertemos en un hombre"

La Red Feministas Extremadura anima a echar una mirada al cine, la publicidad, la prensa: “Es prácticamente imposible ser mujer y no interiorizar la idea que inculca el patriarcado de que somos objetos”

- PUBLICIDAD -
Mujeres del movimiento feminista extremeño con el mensaje 'No votes machismo'

Mujeres del movimiento feminista extremeño con el mensaje 'No votes machismo'

Toca reflexionar y analizar por qué una discoteca de Cáceres publicita una fiesta universitaria con un ‘show lésbico’ como reclamo. Pero también más casos, por ejemplo los establecimientos donde ellas no pagan entrada o tienen copas gratis.

Para la Red Feminista de Extremadura estos comportamientos son una prueba de la ‘cosificación’ del cuerpo de las mujeres, aunque advierten que existen otros tantos comportamientos machistas mucho más sutiles. 

Lanzan un mensaje alto y claro: “La sociedad patriarcal vulnera sistemáticamente nuestros derechos humanos, como personas, como ciudadanas y como mujeres”.

- Parece como si socialmente, hubiera comportamientos machistas normalizados

No cabe duda de que los hay, prueba de ello es hablar de este tema en cualquier ámbito. La gran mayoría de las reflexiones suelen centrarse en la responsabilidad de la mujer por prestarse. Nos cuesta ponernos las ‘gafas violetas’ y mirar más allá: ¿qué hay detrás de todo esto? 

La cosificación del cuerpo femenino es uno de los grandes logros de nuestro sistema capitalista heteropatriarcal, en el que todo se puede comprar y vender. Sólo hay que encender la televisión, observar la publicidad, se presenta constantemente el cuerpo de las mujeres como un mero objeto de reclamo para vender cualquier tipo de producto.  

Nuestros cuerpos se presentan desde un punto de vista 'androcéntrico', hipersexualizado en gran parte debido a educación sexual que tiene como maestra a la pornografía.  

Un dato sobre la normalización: en España se viola a una mujer cada ocho horas según el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial. Y de cada seis violaciones se denuncia una. 

Según esta ratio se puede considerar que la violación es un comportamiento bastante normalizado y que no suele tener consecuencias, a pesar de que todas estamos de acuerdo que no es bueno violar. Si pasamos a analizar comportamientos machistas mucho más sutiles nos daremos cuenta de que se toleran con total y absoluta normalidad. 

- Actitudes como la del 'show lésbico' o la entrada gratis a la discoteca, ¿atentan contra la dignidad de las mujeres? 

Por supuesto que sí, y es intolerable. La sociedad patriarcal vulnera sistemáticamente nuestros derechos humanos, como personas, como ciudadanas y como mujeres. 

Si hacemos un ejercicio de imaginación sustituyendo a las mujeres que aparecen en el anuncio por hombres, en este o cualquier otro anuncio sexista nos daremos cuenta enseguida de lo que está normalizado para un sexo para el otro deja de estarlo. Solo es un síntoma más de que estamos muy lejos de conseguir la igualdad entre mujeres y hombres. Y de que todavía nos queda mucho por hacer.

Sin Feminismo no se avanza / Red Feministas Extremadura

Sin Feminismo no se avanza / Red Feministas Extremadura

- ¿Pensáis que hay ciertas actitudes machistas que se toleran, o que incluso se fomentan? 

La sociedad es machista. Más bien lo que no tolera es que la cuestionemos y subrayemos este tipo de comportamientos. 

Si nos preguntamos cuántas empresas quebrarían si mañana todas las mujeres nos despertásemos felices con nuestro aspecto, toda la industria de la moda, productos light, la cosmética, las farmacéuticas, centros de cirugías plásticas… dejarían de funcionar.  

Los estereotipos de género se mantienen y se fomentan. Sin ir más lejos desde 2014 la prostitución representa un 0,35% del PIB en nuestro país. El cuerpo de las mujeres es mercancía base de nuestro mercado. El 90% de la riqueza mundial está en manos de hombres y necesita de esta construcción que se hace del cuerpo femenino para seguirse lucrando. 

-Hablemos de las chicas que acuden a este tipo de discotecas y participan. El sentirse objeto de deseo, ¿les sube la moral? ¿Qué planteamiento hay que tener para comprender esta actitud? 

Está claro que a todas las personas les gusta gustar y ser deseadas. Pero no podemos caer en un análisis tan superficial, centrándonos en las mujeres que asisten, obviando todo lo demás. 

Casi desde que una niña es un bebé se construye su identidad en torno a lo que la sociedad dicta que ha de ser. Se nos "adorna" de manera distinta que a un niño. A lo largo de toda nuestra vida nos educan para gustar en general y más concretamente para gustar a los hombres. 

Crecemos en la era de la comunicación en la que el mensaje principal con el que se bombardea a las niñas de nuestra sociedad, reforzado por los ‘mass media’, es que nuestro valor depende de la atracción que despertemos en un hombre. Una mirada rápida al cine, la publicidad, la prensa. Es prácticamente imposible ser mujer y no interiorizar la idea que inculca el patriarcado de que somos objetos.  

Desnaturalizar los comportamientos machistas, que ya están normalizados desde hace siglos es una tarea difícil que puede llevar toda una vida y en la que han de involucrarse también los hombres, no solo las mujeres tienen esa responsabilidad. 

Por otro lado cualquiera tiene el derecho y la libertad de acudir a la fiesta que le apetezca, lo que ha de quedar claro es que las mujeres son el reclamo para los hombres, la mercancía, lo que está "en venta" también en esta fiesta y esto es machismo. 

- ¿Cómo se pueden combatir este tipo de actitudes? ¿Qué puede hacer el movimiento feminista frente a esto?  

No tolerarlas es la única opción. Organizarnos para ejercer presión por la visibilización y denuncia del problema, reaccionando y apuntando donde la sociedad en general prefiere no mirar. 

Exigiendo también que las autoridades competentes, en nuestro caso el IMEX, vele por que se cumpla la Ley de Igualdad. Planteando que todas y todos tenemos la responsabilidad de ser el movimiento feminista y denunciar colectivamente las violencias sustentadas por la pirámide del patriarcado cuya punta más visible y dolorosa es el feminicidio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha