eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Victoria Bazaga, presidenta de Fextur: “Contar y sumar turistas no es la realidad”

Fextur tendrá a principios de 2016 ‘Extremadura 365’ una plataforma para vender el destino de forma unificada

Aumentar las pernoctaciones al 50% y dejar de bajar precios son los objetivos más inmediatos del sector

- PUBLICIDAD -
Victoria Bazaga, presidenta de Fextur

Victoria Bazaga, presidenta de Fextur

Victoria Bazaga lleva el turismo en la cabeza. Empresaria y presidenta de Fextur, la Federación Extremeña de Turismo Rural, es una de las voces más autorizadas a la hora de abordar la situación de un sector que en Extremadura tiene por objetivos aumentar al 50 por ciento el índice de pernoctaciones, dejar de bajar precios para conseguir que sea rentable y alcanzar la comercialización de la región como producto turístico.

-¿Ha notado el sector alguna mejoría en 2015?

-En los últimos siete años el turismo ha sufrido una caída casi constante de pernoctaciones y una pérdida de rentabilidad en las operaciones muy alta. En el primer trimestre de 2015 y más llegando a la temporada de verano comenzamos a notar cómo aumentaban las reservas y un aumento sensible de la rentabilidad al gastar más los turistas. Esperamos que sea una tendencia y la tónica del próximo año.

-¿Cuál sería el gran objetivo para 2016?

-Extremadura tiene que llegar a la cifra del 50% de ocupación de media anual, para poder considerar el sector rentable. No podemos seguir en cifras de 18,20 o máximo 30% . Estas cifras son un engaño tanto para la Administración que es la mayor empresaria de Extremadura porque, no en vano, tiene ocho Hospederías, además de Albergues, campings… como para nosotros los empresarios. Para conseguir ese 50% son necesaria acciones de estrategia y planificación en promoción, una agresiva comercialización, mejora de las infraestructuras de transportes, mayor empeño en la adaptación y disposición de los recursos al servicio del turismo (horarios de apertura de oficinas, museos...) y también esfuerzo del sector privado por trabajar la rentabilidad de nuestros negocios (no bajar más precios) y, lo más importante, trabajar de forma conjunta Administración y empresarios.

“NO ES MUY COMPRENSIBLE QUE NO HAYAMOS TENIDO CONSEJERÍA DE TURISMO”

-La Junta, independientemente de quién esté en el poder, vende el turismo como la joya de la corona, la locomotora para el desarrollo económico de la región y sin embargo no hay consejería de Turismo. ¿Sería necesaria o no es imprescindible?

-El turismo es una actividad económica muy dinámica que cuando funciona reparte mucho sus beneficios, genera negocios y empleo  de diversa cualificación y permite la incorporación rápida de jóvenes, mujeres y trabajadores migrantes en la poblaciónactiva. Tiene una gran visibilidad y esto la hace muy atractiva para la estrategia de desarrollo de cualquier territorio. Pero si le añades que Extremadura es un gran parque temático para el turismo, que tenemos recursos turísticos del nivel más alto, parques naturales, Geoparques, Zepas, parques internacionales, somos Patrimonio de la Humanidad, tenemos obras de arte, gastronomía, festivales internacionales…es cierto que puede ser muy valioso para nuestro desarrollo. Ante una oportunidad como esta no es muy comprensible que no hayamos tenido nunca una Consejería de Turismo sólo de Turismo, y lo que es más, mayor número de recursos humanos y técnicos de primer nivel para conseguir ser una de las locomotoras de del desarrollo económico.

-Extremadura cojea en comercialización turística y sigue pendiente esa gran plataforma del turismo que permita la venta online del destino de manera unificada, sin el desorden que hay actualmente. ¿No son capaces los políticos de ver la necesidad de esa herramienta?

-Calculando que el turismo en Extremadura como sector económico puede tener unos 25 años entiendo que haya tenido que ir cubriendo necesidades de ordenación, gestión, planificación, incluso promoción, pero al llegar a la comercialización ni la Administración que no puede vender de forma directa al turista ni la empresa privada somos capaces de conseguirlo. Hay empresas intermediarias en turismo que facturan millones de euros sin tener ni una cama ni una sola mesa de restaurantes, trabajan con los nuestros y eso nos cuesta dinero a los empresarios. En la Federación sabemos que no podemos prescindir de ellas, pero merece la pena tener una plataforma nuestra que nos ahorre entre un 15 y 25% de gastos y vender todo lo que se pueda por ella. Desde Fextur estamos diseñando y programando la que se llamará “Extremadura 365” y nos está costando mucho esfuerzo hacerlo con nuestros recursos. Hemos solicitado una pequeña ayuda a la Dirección General de Turismo y se nos ha concedido, para darle el último empujón y sacarla al mercado en los primeros meses del año, pero será necesario disponer de recursos para mantenerla activa. Se han hecho portales de “promoción” de presentación del turismo, que no direccionan a una comercializadora y que no venden, que son solo de visitas y presentaciones, es necesario cerrar el ciclo de la visita de un turista a estas plataformas llevándole directamente a la compra. No estoy diciendo nada nuevo y que no se sepa, lo hacen ya hasta los supermercados, solamente no hemos conseguido hacerlo. Realmente no sé porqué. Es responsabilidad de todos, públicos y privados.

Extremadura es la región con más kilómetros de costa de agua dulce de la Península / http://turismoextremadura.com

Extremadura es la región con más kilómetros de costa de agua dulce de la Península / http://turismoextremadura.com

“HEMOS MAL ACOSTUMBRADO A LOS CLIENTES A LOS PRECIOS BAJOS”

-Muchas veces salimos a la calle, la vemos llena de visitantes y eso nos hace sentir bien por la sensación de que el sector se mueve, se recupera, se reactiva… ¿Hasta qué punto son una especie de espejismo esos turistas? Me refiero a si dejan dinero o no en la región.

-Es una percepción natural y razonable, pero es todo más difícil, contar y sumar turistas no es la realidad. La rentabilidad de esos turistas o visitantes y el coste que nos ha supuesto traerlos hasta aquí es el dato que nos dice si el resultado es positivo o negativo. Y en los últimos años, no han sido suficientes turistas, demasiados visitantes que pasan poco tiempo y no gastan mucho, pernoctaciones cortas, esfuerzos muy grandes... Como dato positivo, hay que reconocer que el que siguieran viniendo aunque fuera en estas condiciones no nos ha sacado del mercado, que podía haber ocurrido.

-Durante la crisis los empresarios del turismo en la región no han tenido más remedio que bajar los precios, muchas veces exageradamente. Y ahora… ¿quién y cuándo los sube?

-Sí, no hemos sabido ni podido hacer mucho más para sobrevivir en la crisis. Para ser competitivos los economistas nos aconsejaban bajar costes de producción e innovar, las dos fórmulas nos vinieron grandes, y lo único que nos quedó fue bajar precio. Con ello hemos mal acostumbrado a nuestros clientes a buscar oportunidades y precios muy bajos. El precio es el valor de las cosas, las nuestras valen lo que valen, vender por debajo es perder. Ahora cuesta convencer a un público que además está muy tocado económicamente que lo que han estado comprando con precios bajos ahora vale más. Nos va a costar mucho.

-¿En qué medida afecta al turismo que los viajeros no puedan llegar a Extremadura en trenes o aviones en condiciones?

-Afecta en el número. No podremos aspirar a grandes cifras sin estos elementos de transporte y trabajar con turoperadores de importancia sin estas infraestructuras es casi imposible, aunque se intenta. A mí me gusta dar opciones, creo que como no lo podemos solucionar a medio largo plazo, deberemos intentar otras estrategias. A España llegan 64 millones de turistas al año, ya están aquí y hay que intentar que se acerquen a Extremadura. Hay que trabajar para que esos paquetes pasen y lleguen a nuestra comunidad. Tenemos aeropuertos a 300km, playas también a esa distancia y llegan hasta allí, hay que conseguir que desde esos destinos se acerquen a nosotros. El viaje será más corto y más fácil . Creo que esta puede ser una solución.

-¿Sirven para algo títulos como los de Capitalidad Gastronómica, Mejor Rincón, Maravilla Rural…?

-La promoción siempre es buena, nunca está demás. Cáceres ha conseguido en este año crear contenido gastronómico y si lo cuidamos este es para siempre; se ha profesionalizado aún más el sector. Pero hay algo que para mí tiene mucha importancia también, la motivación de los territorios entorno a conseguir estos nombramientos. Se trabaja con ilusión, se comparte la iniciativa y se hace de todos. He vivido de cerca el de los Barruecos y el de Alcántara, pues mi hotel está en Casar de Cáceres en esta comarca. Hicimos todo lo que pudimos y hemos visto que ganamos todos y, además, los turistas responden a estos estímulos, a todos nos gusta ir a sitios que destaquen, saber de antemano que hemos acertado en el lugar elegido. Creo en esto y además forma parte de los nuevos modelos de promoción en los que el cliente interactúa con el destino.

“TENEMOS QUE PONERNOS LAS PILAS CON EL INGLÉS”

-Usted es especialista en dibujar perfiles viajeros que a muchos se les pasan por alto. El viajero que hace la Ruta de la Plata, el que viene de Europa camino de las playas de Andalucía, el que viaja con mascotas… Perfiles realmente interesantes desde el punto de vista económico por su poder adquisitivo. ¿Cree que la Administración los tiene en su punto de mira o, al menos, identificados?

-Estos perfiles desestacionalizan, que es algo muy difícil de conseguir. Son nichos de mercado muy interesantes. ¿Ha pensado alguna vez que un peregrino hace como poco desde Sevilla hasta Baños 10 noches en nuestra región y cada día en un sitio?¿O que el extranjero que va de Santander a Andalucía puede venir un lunes o un miércoles? Realmente nos interesan. La Administración al peregrino lo conoce y lo trabaja, tiene red de albergues, pero queda mucho por hacer de su mano, señalización, horarios, etcétera. Los otros perfiles no se están trabajando como tal. Las campañas van a otras segmentaciones también muy importantes, turismo de familia, de parejas, de naturaleza... Estos otros los trabajamos los empresarios más de manera individual o en las asociaciones

-El viajero extranjero se fija en Extremadura pero sin embargo no encuentra apenas quien le atienda en inglés. ¿Por qué no se pone el sector las pilas y aprende de una vez el idioma?

-Sí, esto es un problema y difícil de solucionar. El idioma es un handicap, tenemos algunas alternativas como si no se habla que se le faciliteinformación por escrito. Pero es cierto que los alojamientos en los que se habla idiomas trabajan con mayor número de turistas de este tipo y fidelizan más. En esto tenemos que ser los empresarios los que hagamos le gran esfuerzo de defendernos al menos en inglés. No es una excusa, tenemos poco tiempo, pero sí nos tenemos que poner las pilas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha