eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cómo comprar una cita con un ministro alemán

La televisión pública alemana destapa un caso de dudosa financiación del partido socialdemócrata SPD

Una sociedad del partido se ocupaba de vender entrevistas entre representantes de empresas y varios ministros, entre ellos Sigmar Gabriel

- PUBLICIDAD -
Berlín pide a Rusia e Irán no usar la "carta militar" con el "vacío" en EEUU

Sigmar Gabriel y Angela Merkel en el Bundestag. EFE

Varios ministros del Gobierno de Angela Merkel, miembros de su socio de coalición el partido socialdemócrata SPD, se han visto envueltos en un escándalo de financiación que aun siendo legal parece dudosamente ético. El programa informativo Frontal 21 de la segunda cadena pública alemana, la ZDF, destapó el martes que una empresa relacionada con el partido se encargaba de concertar entrevistas entre representantes de empresas y varios ministros, entre ellos Sigmar Gabriel, el vicecanciller, ministro de Economía y presidente del SPD.

La investigación ha durado desde 2015. El equipo de periodistas creó una empresa ficticia que había inventado un aparato relacionado con la salud, pero para el cual era necesario el uso de datos personales y por tanto afectaba a la legislación de protección de datos. La empresa le ofreció concertar entrevistas con políticos por unos 30.000 euros. Más tarde el programa realizó una pregunta directa a la empresa, para corroborar si ofrecían este tipo de servicios y esta vez la empresa lo negó.

Después contactaron con una persona que se dedica al trabajo de lobby, que les ofreció hacer de patrocinadores en una fiesta a la que acuden ministros por 3.000 euros. Según los periodistas, el partido recibía de ese modo fondos que no han de declararse según la ley alemana pero que en ocasiones son importantes. Aportan el ejemplo del congreso del partido en el que el monto aportado por los patrocinadores ascendía a 550.000 euros.

Según uno de los lobistas consultados, la agencia NWMD se encargaba de “abrir las puertas” de los políticos del partido SPD. Esta empresa pertenece a Vorwärts, sociedad que publica el periódico del partido y que pertenece a su vez a la empresa ddvg, que es una empresa que pertenece al SPD. Esta empresa envía una oferta a la empresa ficticia creada por los periodistas para colocar un stand en la fiesta del periódico del partido. “Ahí tendría la oportunidad de hablar con un ministro o de hacerse fotos con él”, explican. Por 14.000 euros.

Un precedente similar en la CDU

En 2010 en Renania del Norte-Westfalia a la Unión Critianodemócrata (CDU), el partido de Merkel, le estalló un escándalo similar. Se ofrecían encuentros con el ministro-presidente por 20.000 euros. En aquel momento, el actual presidente del SPD dijo que “hay que comprobar si se pueden tomar medidas legales, no se trata de un delito de caballeros”.

Con el nuevo escándalo sin embargo, su colega de partido Dietmar Nietan, el tesorero, asegura en un documento, según la ZDF, que "los políticos socialdemócratas no se pueden ni comprar ni alquilar". 

El Parlamento alemán aseguró el jueves que la práctica de la agencia del partido SPD no va contra ninguna ley de financiación alemana. Pero dentro del propio partido, y a raíz del escándalo e indignación suscitados se ha oído autocrítica: "Ya se les paga muy bien. Las conversaciones (con ministros) deberían por ello ser siempre gratis", declara la vicepresidenta de la grupo parlamentario del SPD, Eva Högl.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha