eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dimite el ministro francés del Interior por contratar a sus hijas menores de edad como asesoras

Bruno Le Roux empleó a sus dos hijas como asistentes parlamentarias de 2009 a 2016 cuando tenían 15 y 16 años

El presidente de la República francesa ha nombrado ministro del Interior, en sustitución de Le Roux, a Matthias Fekl, anterior secretario de Estado encargado de Comercio Exterior

- PUBLICIDAD -
España y Francia reforzarán en Níger la lucha contra las redes de trata de personas

El ya exministro de Interior francés Bruno Le Roux con su homólogo español, Juan Ignacio Zoido. EFE

El ministro francés del Interior, Bruno Le Roux, ha dimitido este martes de su cargo por el escándalo suscitado por las revelaciones de que empleó a sus dos hijas desde 2009 hasta 2016 como asistentes parlamentarias cuando ambas eran aún menores.

 El presidente de la República, François Hollande, ha nombrado ministro del Interior, en sustitución de Le Roux, a Matthias Fekl, anterior secretario de Estado encargado de Comercio Exterior. "A propuesta del primer ministro, Bernard Cazeneuve, nombro a Matthias Fekl ministro del Interior", ha dicho Hollande a través de su cuenta oficial de Twitter.  

Le Roux ha anunciado en una declaración a la prensa que ha presentado su renuncia al presidente francés porque su "responsabilidad es preservar la acción gubernamental", después de que la Fiscalía Nacional Financiera haya abierto una investigación por esos contratos.

La cadena de televisión TMC reveló este lunes que el ya exministro del Interior contrató a sus hijas como asistentes parlamentarias cuando tenían 15 y 16 años. Según esta cadena de televisión, las menores recibieron mediante estos contratos, que apenas duraban unos días, un total de 55.000 euros. TMC informó que, a pesar de que en sí misma esta práctica no es ilegal existen algunas dudas acerca de los contratos. 

Tal esta cadena de televisión, algunos de los contratos fueron suscritos en periodos en los que las hijas de Le Roux estaban realizando otras actividades, como viajes becados al extranjero. En particular la televisión recogía un contrato de 2013 que cubría fechas en las que una de las hijas estaba haciendo un trabajo becado en Bélgica

La investigación a Le Roux será llevada a cabo por la  Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales, el mismo organismo que se encargó de las pesquisas del "caso Fillon". 

Le Roux, un fiel de Hollande

El hasta hoy ministro del Interior de Francia, Bruno Le Roux, tardó años en entrar en un Gobierno, pero su paso por el Ejecutivo apenas ha durado cuatro meses. Las semejanzas entre los trabajos que otorgó a sus hijas adolescentes y el empleo que el candidato conservador a la Presidencia de Francia, François Fillon, dio a su esposa y a dos de sus hijos han acabado con la carrera gubernamental de Le Roux, de 51 años.

Le Roux es un fiel del presidente que ha labrado su carrera política en el aparato del Partido Socialista y en la difícil circunscripción electoral de Seine-Saint-Denis, la periferia caliente del norte de Francia, en permanente disputa con los comunistas.

Su trayectoria ha sido desigual, marcada por su cercanía a la izquierda en el poder, por sus resbalones electorales en su circunscripción y por numerosos cargos en el seno del Partido Socialista. Fue su u fidelidad a Hollande la que le facilitó el nombramiento como presidente del grupo parlamentario socialista cuando en 2012 conquistó el Elíseo. Pero en ese puesto no logró galvanizar a un grupo heterogéneo, donde anidó la rebelión de los descontentos con el giro liberal de la política del presidente.

Sin embargo, eso no le privó del favor del presidente y, a cinco meses del final del mandato de su mentor, la dimisión del primer ministro Manuel Valls para lanzarse a la campaña por el Elíseo propulsó al responsable de Interior, Bernard Cazeneuve, a la jefatura del Gobierno y a Le Roux a un puesto con el que soñaba desde hacía tiempo.

Tras años de haberse ocupado de las cuestiones de seguridad en el seno del Partido Socialista (PS), Le Roux doró su blasón en un ministerio que permite el lucimiento y que otorga empaque a todo quien lo ha ocupado, como sus antecesores Valls, Cazeneuve o el mismo Nicolas Sarkozy.

Ha sido la cumbre de una carrera que ha quedado empañada por su final, obligado a dimitir por haber otorgado unos empleos de vacaciones a sus hijas cuando eran menores de edad, en medio de la tormenta del caso Fillon.

Siempre de recambio, de segundo espada de la política, en Interior tenía la oportunidad de dejar su huella. Pero su salida por la puerta trasera pone en cuestión incluso la continuidad de su carrera política.

Le Roux tuvo tiempo pese a todo de ser el rostro de la seguridad durante varios meses en un país maltratado por el terrorismo. Y de firmar un texto en el que cerraba las puertas a toda vía de negociación para el desarme de la banda terrorista ETA.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha