eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hollande anuncia que el modelo francés necesita recortes por 50.000 millones hasta 2017

El presidente francés anuncia que la austeridad continuará al menos tres años más

"Los asuntos privados se tratan en privado", responde a los periodistas cuando le preguntan por sus problemas sentimentales

- PUBLICIDAD -
El Gobierno francés retira a Julie Gayet su nombramiento para una misión pública

Hollande respondió a los periodistas durante más de hora y media.

No se puede negar que el presidente de Francia, François Hollande, dio un titular de largo recorrido para enfrentarse a la conferencia de prensa que sabía que podía estar marcada por sus problemas sentimentales. Hollande dio la respuesta que se espera en estos casos de un político, pero fue más lejos. Los medios de comunicación escucharon que la era de austeridad continuará en Francia un año más, en una versión corregida y aumentada tres veces. Ya no cabía duda de cuál era la noticia más importante.

Incluso así, la primera pregunta fue sobre si su compañera, Valérie Trierweiler –hospitalizada desde que una revista anunció que Hollande tiene una amante– continúa teniendo el estatus de primera dama. "Los asuntos privados se tratan en privado", respondió. Sólo fue un poco más lejos cuando dijo: "Todos, en nuestra vida personal, podemos atravesar momentos difíciles. Es nuestro caso".

Portada de Libération del 15 de enero.

Portada de Libération del 15 de enero.

Los asuntos no privados requerían una explicación más extensa. El Gobierno francés llevará a cabo recortes por importe de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2017, lo que equivale a un 4% del total. En 2014 esos recortes serán de 15.000 millones de euros. Hollande ha defendido que es posible conseguir este ahorro en las cuentas públicas manteniendo al mismo tiempo el modelo social.

Para llevar a cabo este recorte inédito entre 2015 y 2017 el Gobierno francés va a constituir un "consejo estratégico del gasto" que se reunirá cada mes para evaluar las políticas públicas. "El Estado dará ejemplo en la reducción del gasto público", remarcó.

Por otro lado, Hollande remarcó que, tras una crisis "profunda y prolongada", desde hace seis meses el desempleo juvenil desciende y se han estabilizado las cifras de paro. Pese a esta nueva tendencia que comienza a esbozarse, aún no se ha "ganado la batalla del empleo". Como otros gobernantes europeos, Hollande aseguró que la tendencia de la recuperación está "apuntada", por lo que en 2014 será necesario "fortalecerla".

En primer lugar, propuso proseguir con la bajada de los impuestos patronales, que supondrá una reducción de cotizaciones del 14% este año y del 6% suplementario en 2015.

"De aquí a 2017, las empresas, los autónomos no pagarán cotizaciones familiares", expuso Hollande, que cifró el ahorro para los patronos en 30.000 millones de euros.

Por ello, Hollande ha defendió que si Francia quiere mantener el control de su destino debe recobrar su fortaleza económica, para lo que debe ir "más rápido, más lejos y acelerar y profundizar" en su proceso de recuperación.

En ese sentido, recordó que propuso un pacto de responsabilidad que plantea aliviar la carga fiscal soportada por las empresas a cambio de aumentar la contratación. "Ha llegado el momento de resolver el principal problema de Francia producir: más y mejor. Actuar sobre la oferta. Oferta crea demanda", incidió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha