eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Polémica en Francia por el proyecto para endurecer el control de los parados

El Gobierno de Macron aumenta las sanciones contra los desempleados que no acepten dos ofertas de empleo "razonables"

- PUBLICIDAD -
Polémica en Francia por el proyecto para endurecer el control de los parados

Polémica en Francia por el proyecto para endurecer el control de los parados

El proyecto del Gobierno francés de endurecer el control de los parados y las sanciones para los que no busquen activamente empleo ha generado polémica y críticas de la oposición y los sindicatos.

El semanario Le Canard Enchaîné reveló una nota interna del Ministerio de Trabajo que prevé suprimir la subvención de desempleo a los parados que rechacen ofertas de contratos y la obligación a cada uno de ellos de elaborar un informe mensual sobre sus actividades de búsqueda de trabajo.

En concreto, la circular ministerial, que está en curso de ser estudiada, prevé que se disminuya un 50% el subsidio durante dos meses a quienes no acepten dos ofertas "razonables" de trabajo.

Si el desempleado reincide, la nota prevé la supresión total del subsidio durante otros dos meses.

Esas medidas suponen un endurecimiento de las sanciones, que hasta ahora preveían una reducción del subsidio del 20% y del 50% en caso de reincidencia.

Además, introduce un control más estricto de cada parado, tal y como venía reclamando la principal patronal Medef.

La oposición de izquierdas acusa al Gobierno de pretender "sacar a muchos parados del mercado laboral" y "nivelar a la baja" a los desempleados, obligándoles a aceptar cualquier proposición, según el portavoz de La Francia Insumisa, Alexis Corbière.

También los ultraderechistas del Frente Nacional criticaron el proyecto que su portavoz, Jordan Bardella, consideró que introduce la "sospecha generalizada" en "las víctimas del paro masivo".

El secretario general del sindicato Force Ouvriere, Jean-Claude Mailly, consideró "normal" que se controlen eventuales derivas en el pago del subsidio de desempleo, pero calificó de "intolerables" las sanciones avanzadas.

Ante la amplitud de la polémica, el presidente, Emmanuel Macron, que pasa unos días de vacaciones en una estación de esquí pirenaica, interrumpió su descanso para defender su proyecto. "Lo anuncié en la campaña electoral. No hay nada sorprendente, lo hacen ya todos los países que nos rodean", aseguró a la televisión LCI.

Macron recordó su intención de invertir 15.000 millones de euros en la formación de parados como principal medida para fomentar su retorno al mercado laboral y aseguró que eso implica que haya "mucho rigor" en el pago de los subsidios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha