eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las autoridades temen que el gran incendio forestal en Canadá duplique su tamaño

El Gobierno canadiense cree que las llamas, que han obligado a evacuar ya a 90.000 personas, puede alcanzar las 200.000 hectáreas este sábado

El incendio comenzó el pasado domingo y, dadas las condiciones meteorológicas, es "impredecible y peligroso" afirmó el ministro de Seguridad Pública

- PUBLICIDAD -
Las autoridades temen que el incendio en el noroeste de Canadá duplique hoy su tamaño

Imagen cedida el 6 de mayo del 2016 por la Policía Montada candiense de Alberta (RCMP) muestra a varios agentes trabajando en la evacuación de varias personas en Fort McMurray, Canadá. EFE/RCMP Alberta

Las autoridades de Canadá preven que el tamaño del incendio forestal que ha obligado a evacuar a 90.000 personas del noroeste del país se duplique y alcance este sábado las 200.000 hectáreas.

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, explicó hoy en una conferencia de prensa que el incendio, que calificó como una "bestia", es "impredecible y peligroso" ante las condiciones meteorológicas que existen en la provincia de Alberta.

Desde que el fuego se inició en la noche del domingo pasado en los alrededores de la ciudad de Fort McMurray, las elevadas temperaturas, inusuales para esta época del año, y los fuertes vientos han propagado las llamas a gran velocidad.

Esta semana, Chad Morrison, el encargado de la prevención de incendios forestales de Alberta, reconocía que las llamas estaban fuera de control. El incendio es de tal magnitud que está creando "sus propias condiciones meteorológicas", explicó Morrison y señaló que el incendio estaba generando sus propias rachas de viento. En la noche del miércoles, incluso, se observaron relámpagos procedentes de las nubes de humo causadas por las llamas.

El martes, las autoridades se vieron obligadas a ordenar la evacuación total de los cerca de 70.000 habitantes de Fort McMurray cuando las llamas alcanzaron los suburbios de la ciudad.

Parte de los evacuados, unos 25.000, se tuvieron que refugiar al norte de Fort McMurray, en los campamentos para los trabajadores del sector petrolífero, que es la principal actividad económica de la región.

Las autoridades iniciaron el viernes la evacuación de esas 25.000 personas hacia el sur de la provincia de Alberta, fuera de la zona del incendio y donde existen más infraestructuras para proporcionar servicios a los damnificados.

El ministro Goodale declaró este sábado que unas 7.500 pudieron atravesar este viernes Fort McMurray, una ciudad fantasma en la que sólo permanecen unos 200 bomberos para proteger sus infraestructuras esenciales, en convoyes de automóviles escoltados por la Policía Montada.

El ministro añadió que la Policía Montada confía en que las condiciones permitan hoy la evacuación de otras 7.500 personas al sur de Fort McMurray.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha