eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mientras tanto, en Taiwán...

En otra parte del planeta están descubriendo cómo hacer que los telediarios sean más entretenidos

- PUBLICIDAD -
Logo de Nextmedia

Logo de Nextmedia

En mi sección no siempre vamos a tratar temas cómicos. Hoy, por ejemplo, vamos a hablar de noticias internacionales.

Os presento a Next Media Animation.Son un estudio de animación que trabaja para unos informativos de Taiwán y se dedican a convertir las noticias del momento en animaciones. Sus videos se han hecho muy populares por su peculiar manera de entender el periodismo.

Vamos a ver algunos de sus grandes éxitos para que comprendáis por qué:

El resultado de el referéndum de independencia de Escocia lo explicaron así de bien. Con un William Wallace resucitado, una reina celebrándolo en una discoteca y, por supuesto, unicornios.

Las infidelidades de Francois Hollande están perfectamente descritas también con unas metáforas sexuales muy sutiles. Tan sutiles como una Torre Eiffel atravesando un arco del triunfo.

No os creáis que sólo tratan temas ligeritos. La estrategia de Obama frente a Isis, por ejemplo, también fue explicada perfectamente.

Cuando a Hillary Clinton le tiraron un zapato en un discurso en Las Vegas, nuestros chicos se frotaron las manos.

El nacimiento del heredero de la corona inglesa está replicado en este video de manera EXACTA. Fue así tal cual.

Los rumores de que el iphone 6 se dobla si lo llevas en el bolsillo explicados perfectamente para que no cunda el pánico:

Hugo Chávez recibió también un sentido homenaje tras su muerte:

A mí, personalmente, me tiene enamorado la recreación de la detención de Alec Baldwin por conducir su bici por el carril contrario. Una obra maestra.

Si tenéis ganas de más información y queréis ver los cerca de 20 videos que actualizan... ¡¡A DIARIO!!... pasaos por su canal de youtube. También tienen una app, por supuesto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha