eldiario.es

Menú

Elkarrekin Podemos abre la puerta a la unión de Euskadi y Navarra con instituciones "comunes y permanentes"

Su propuesta para la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco define a Euskadi como nación y realiza dos planteamientos: una reforma "legal" del Estatuto con marcado acento social y una Ley de Claridad a la canadiense para celebrar un referéndum acordado con el Estado

- PUBLICIDAD -
Elkarrekin propone una Euskadi cosoberana en una España confederal o federal

Elkarrekin propone una Euskadi cosoberana en una España confederal o federal EFE

La coalición Elkarrekin Podemos, conformada por Podemos, IU-Ezker Anitza y Equo, tiene ya listo el borrador del documento que elevará a la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, que trabaja en una actualización del Estatuto. La formación de izquierdas realiza una doble propuesta "de carácter prácticamente constitucional" desde la premisa de que Euskadi es una nación y de que España es un país plurinacional y plurilingüe. Por un lado, reclama una superación del Estatuto de Gernika de 1979 con marcado barniz social y, por otro, plantea un referéndum de autodeterminación a imagen del "modelo canadiense-quebequés", mediante una Ley de Claridad pactada con el Estado. Uno de los puntos más significativos del documento, de 98 folios y sujeto a aportaciones de las bases de los tres partidos de Elkarrekin Podemos, es que muestra disposición a "explorar" la unión de las actuales comunidades autónomas de Euskadi y de Navarra con órganos institucionales "permanentes y comunes" con competencias "ejecutivas" y "legislativas".

Sobre la adhesión de Navarra, Elkarrekin Podemos opina: "Si ésta no se ha producido no es por falta de mecanismos legales para llevarlo a cabo, sino por falta de voluntad de la ciudadanía navarra. Es evidente que les corresponde a ellos marcar los ritmos y que por parte de Elkarrekin Podemos existe una receptividad total a explorar esta vía cuando ellos lo estimen oportuno si es que llegan a hacerlo en algún momento". Y como "propuesta concreta" se contempla "la posibilidad de establecer órganos institucionales permanentes y comunes entre Euskadi y Navarra si esta así lo desea con las atribuciones ejecutivas y de propuesta legislativa en el marco competencial que se acuerde, de conformidad con el ordenamiento jurídico".

Según el documento, Euskadi es una "nación" pero habría que dejar constancia de que "existe una realidad conformada por vínculos sociales, lingüísticos, históricos, económicos y culturales llamada Euskal Herria que se constata en los territorios de Araba, Nafarroa, Bizkaia y Gipuzkoa en el Estado español, y Lapurdi, Zuberoa y Baxe Nafarroa en el Estado francés". Elkarrekin Podemos sostiene que sería deseable explorar dentro de los tratados de la Unión Europea la posibilidad de profundizar en una Eurorregión transfronteriza.

Según la coalición liderada por Podemos, la propuesta realizada "no rebasa el marco legal vigente, pero que explora todas sus posibilidades". Diagnostica también que hay una "pulsión por decidir” pero no sentimiento mayoritario independentista. Pero pide "no caer en el error de asimilar el derecho a decidir con el derecho a la secesión”.

En este escenario, la postura de Elkarrekin Podemos posibilitará que se conforme una mayoría nítida partidaria del derecho de autodeterminación en el Parlamento Vasco, ya que esta formación, PNV y EH Bildu suman 57 de los 75 escaños. Por el contrario, esta cuestión divide a los socios actuales en el Gobierno vasco, PNV y PSE-EE. El lehendakari, Iñigo Urkullu, siempre ha defendido que la actualización del autogobierno vasco debería ser plural e incluir también a los no nacionalistas. En este sentido, el concurso de Podemos, IU y Equo podría resultar determinante.

Un Estatuto social

El documento de Elkarrekin Podemos también dedica largas reflexiones al deseo de dar un giro social al Estatuto, como plantean los socialistas. La coalición anhela que se recojan como derechos sociales determinados servicios que ya se prestan, de manera que queden blindados a vaivenes políticos. En concreto, se alude a la renta de garantía de ingresos (RGI), a la vivienda, a la educación (incluido euskara gratuito para toda la población) o a la salud, en otros servicios públicos. También se citan los derechos de las personas mayores a los cuidados y los de los niños y adolescentes, así como los "derechos de ciudad", entre los que se incluye un medio ambiente de calidad. La igualdad de mujeres y hombres informa todo el articulado.

Otro punto significativo aparece cuando Elkarrekin Podemos plantea sus bases para la política fiscal. La coalición quiere que el Parlamento Vasco tenga competencias de "armonización" por encima de las Diputaciones, aunque da a entender que la aprobación de las normas fiscales y la recaudación quedarían en sus manos. Sobre la foralidad, el documento concluye: "Los derechos históricos y la foralidad deben ser un recurso para dar viabilidad jurídica a un nuevo estatus, arquitectura institucional o pacto de convivencia, pero en ningún caso un límite o un condicionante de estos. De ninguna manera creemos que la nación foral deba ser la base para articularlos políticamente. Consideramos que sus pilares deberían ser la ciudadanía, los derechos humanos o los elementos culturales compartidos como el euskera".

En materia de derechos humanos, Elkarrekin Podemos se refiere someramente al historial terrorista de ETA y reclama también reparación para las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura. Llama la atención el capítulo específico que se dedica al reconocimiento del pueblo gitano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha