eldiario.es

Menú

Ibarra destaca que los jueces amenazados por ETA no están "contaminados" por el derecho penal de los "enemigos"

El presidente del alto tribunal vasco pregunta a los terroristas "dónde está su victoria" y defiende una justicia restaurativa que no transaccione con quienes quieren olvidar

España reclamará a Francia la extradición del exjefe de ETA Garikoitz Azpiazu 'Txeroki' para ser juzgado por el asesinato del magistrado José María Lidón en 2001

- PUBLICIDAD -
Ibarra destaca que los jueces que ETA amenazó no están "contaminados" por el derecho penal de los "enemigos"

El presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, ha asegurado que los jueces amenazados por ETA no están "contaminados" por el derecho penal de los "enemigos" y ha abogado por una justicia restaurativa que no vaya a "transigir o transaccionar" con quienes reclaman "un diploma en la universidad del olvido".

Ibarra ha participado este lunes en el acto de homenaje a José María Lidón, magistrado de la Audiencia Provincial de Bizkaia asesinado el 7 de noviembre de 2001 por ETA, que se ha celebrado en el Palacio de Justicia de Bilbao. En la cita han intervenido también el presidente de la Audiencia Provincial de Bizkaia, Manuel Ayo, y el anterior Juez Decano de la capital vizcaína, Alfonso González-Guija.

Se da la circunstancia de que el recuerdo al juez asesinado por ETA coincide con la decisión de España de que se  reclame la extradición del exjefe de ETA Garikoitz Azpiazu 'Txeroki' para ser juzgado por el asesinado del magistrado José María Lidón en 2001. Supuestamente, fue uno de los terroristas que disparó al juez cuando salía en coche del parkin de su domicilio, en la localidad getxotarra de Algorta (Bizkaia) el 

Entre los asistentes han destacado la viuda e hijos de José María Lidón; el portavoz del Gobierno vasco y consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka; el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto; la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando; la directora de Gogora, Instituto de la Memoria, Aintzane Ezenarro; el Fiscal Superior del Paía Vasco, Juan Calparsoro; el vocal del CGPJ Enrique Lucas Murillo, y el director del Memorial de Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, entre otros.

En su intervención, Ibarra ha recordado que 15 años después del asesinato de José María Lidón por parte de ETA, los autores del crimen no han sido juzgados y tampoco se ha disuelto la organización "liberticida" que le arrebató la vida.

Asimismo, ha mostrado el compromiso de la Judicatura por que la memoria de José María Lidón y de las "demás víctimas de la barbarie liberticida siga generando futuro".

"Hoy, nuestra Administración de Justicia no se explica sin la experiencia de haber sobrevivido a los años de plomo en los que se produjo el asesinato de Lidón, así como daños personales, institucionales y sociales causados por quienes emplearon la muerte como medio de acción política", ha indicado.

En este sentido, ha subrayado que los jueces "sobrevivimos y podemos mirarles de frente, a ellos y también a quienes a través del discurso del odio lo justificaron, o a quienes miraron al otro lado y no evitaron que aquello siguiera ocurriendo".

Por ello, Ibarra ha defendido que en la actualidad se puede preguntar a los terroristas "dónde está vuestra victoria", ya que, por contra, "la nuestra está a la vista".

Juzgar a los asesinos

"Nuestra victoria está en que hemos mantenido el compromiso que proclamamos en la mañana del 7 de noviembre de 2001. Seguimos en disposición de juzgar en un proceso justo y con plenitud de garantías a quienes negaron la vida de Lidón. Ése es el conocimiento que hemos adquirido y la enseñanza de vida que transmitimos", ha afirmado.

Por otro lado, ha incidido en que "lentamente estamos aprendiendo a dotarnos de una cultura de la memoria de la que forma parte la creciente conciencia social de la irreparabilidad del daño causado".

Tras advertir de que el pasado ha provocado una "sociedad herida por la violencia" en Euskadi, ha incidido en que "nos queda mucho camino para llegar a un autoentendimiento social, sincero y éticamente honesto".

"Aspiramos a que la Administración de Justicia contribuya a una justicia memorial en la que la memoria de las víctimas no acabe en el sentimiento de solidaridad sino que nos ayude a dotar de sentido a nuestro proyecto de convivencia en democracia", ha añadido.

En este contexto, ha remarcado que los jueces amenazados en el pasado por ETA no se han "contaminado" del derecho penal de los "enemigos" sino que, por el contrario, se esfuerzan en una justicia restaurativa que no vaya a "transigir o transaccionar" con quienes reclaman un diploma en la universidad del olvido".

Por su parte, Alfonso González-Guija ha denunciado la "sinrazón de los criminales" y ha advertido de que pese a seguir adelante es "consustancial al ser humano", nada puede servir como "factor propulsor del olvido". Asimismo, Manuel Ayo ha recordado en una breve intervención que ni ETA se ha disuelto ni ha manifestado su "perdón a las víctimas".

Por último, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha defendido que los actos de memoria a las víctimas sirven para poner de manifiesto el enorme daño que el terrorismo de ETA causó a la sociedad vasca, "privándonos de personas con una extraordinaria calidad humana".

"Sirven también para reafirmarnos más en el compromiso de trabajar para que en el futuro no vuelvan a repetirse hechos de esta naturaleza y nadie pueda arrebatarnos personas de tanto valor mediante actuaciones delictivas y profundamente injustas", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha