eldiario.es

Menú

López (PSE) acusa al Gobierno vasco de "echar en un saco sin fondo" los 50 millones que inyectó a Fagor

Insiste en que la empresa también pidió ayudas a su Ejecutivo, pero le exigió que pusiera "encima de la mesa un plan de viabilidad"

- PUBLICIDAD -
López (PSE) acusa al Gobierno vasco de "echar en un saco sin fondo" los 50 millones que inyectó a Fagor

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha acusado al Gobierno vasco de actuar de forma "poco rigurosa" en el tema de Fagor Electrodomésticos y de "echar en un saco sin fondo" los 50 millones de fondos públicos que inyectó a la empresa. Además, ha admitido que Fagor también pidió ayudas a su Ejecutivo, pero le exigió que pusiera "encima de la mesa un plan de viabilidad".

En una entrevista concedida a Europa Press, López ha afirmado que la situación de Fagor "no es de ahora", sino que "viene de hace tiempo". "Todo el mundo se daba cuenta de que el sector de los electrodomésticos era una sector en crisis, con dificultades, porque hay una competencia internacional mundial brutal y, en nuestro caso, porque, una vez que se pincha la burbuja inmobiliaria y se dejan de construir nuevos pisos, las ventas caen de manera estrepitosa", ha añadido.

A su juicio, "desde ese origen de todo este problema, se tenía que haber estado haciendo un plan de viabilidad que ajustara la dimensión de la empresa para salvar lo que se podía salvar".

En este sentido, ha reiterado que Fagor también pidió ayudas al anterior Gobierno vasco, pero ha insistido en que éste le exigió que, "antes de darle recursos públicos, debía tener encima de la mesa un plan de viabilidad".

"Un Ejecutivo no puede coger los recursos y el dinero de todos y meterlo en un saco sin fondo que no sirva para nada, que es lo que ha pasado con los 50 millones que este Gobierno vasco ha dado a Fagor del fondo Ekapen para empresas productivas, que se ha utilizado para tapar agujeros, de los bancos o de quien sea, pero sin un plan de futuro y viabilidad", ha aseverado.

Tras preguntarse cómo se van a recuperar ahora "esos 50 millones" de las arcas públicas, ha apuntado que se trata de "una actuación poco rigurosa, por no decir otra cosa del Gobierno vasco". A su juicio, el Ejecutivo del PNV "tenía que haber exigido, primero un plan que garantizara el futuro de la empresa, y después sí ayudar".

El líder de los socialistas vascos ha afirmado que no entiende alguien conceda ayudas "a ciegas", sin garantías, y ha considerado "algo irresponsable hacerlo y lo que no puede ser" es que, después de inyectar el dinero, se reclame un plan de viabilidad.

MINIMIZAR EL IMPACTO

En este sentido, ha apuntado que, "a partir de ahora, lo que corresponde es, entre todos, y especialmente entre las administraciones y al grupo Mondragón, ver cómo se minimiza el impacto de lo que supone el cierre de Fagor" porque "va a suponer una debacle para una zona de este país y también para la marca de Euskadi en su conjunto".

En esta línea, ha precisado que Mondragón "tiene otras divisiones de otros sectores dentro del grupo" y debería "hacer un esfuerzo para incorporar" a los afectados de Fagor. No obstante, ha advertido de que "no vale incorporar a unos socios despidiendo a otros trabajadores porque no resolvería el problema".

Pese a la situación de la empresa vasca, ha emplazado a defender el sistema cooperativo porque, "que haya fallado Fagor, no quiere decir que falle el sistema". "Por encima de todo, creo que las cooperativas y ese espíritu siguen teniendo mucho sentido", ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha