eldiario.es

Menú

El juicio al padre acusado de arrojar a su hija al mar en la playa de Zarautz comienza este viernes

La Fiscalía pide 23 años y medio de prisión por un delito de asesinato y dos de amenazas a su expareja, la madre de la niña

- PUBLICIDAD -

El juicio oral por el caso de la niña de 18 meses cuyo cadáver apareció en la playa de Zarautz en octubre de 2010 tras ser arrojada al mar presuntamente por su padre, comenzará este viernes y se prolongará hasta el próximo día 22.

La Fiscalía de Gipuzkoa pide para el padre de la menor, de nacionalidad marroquí, 23 años y seis meses de prisión por un delito de asesinato y dos de amenazas a su expareja, madre de la pequeña.

El juicio dará comienzo este viernes, con la elección de los miembros del jurado popular, después de que el magistrado de la Audiencia de Gipuzkoa Iñaki Subijana haya dictado un auto, fechado el miércoles, en el que declara que el juicio será público para los ciudadanos y los medios de comunicación escritos.

Según el citado auto, estará prohibida la obtención de fotografías o la captura de la imagen del acusado dentro del Palacio de Justicia "para preservar el derecho a la presunción de inocencia", tal como había solicitado la representación procesal del acusado.

Los hechos se remontan al 7 de octubre de 2010, cuando la Ertzaintza encontró en el playa de la localidad guipuzcoana de Zarautz el cadáver de una niña de año y medio y, posteriormente, detuvo al padre de la menor, sobre el que pesaba una orden judicial de busca y captura por un hecho anterior.

El arrestado, de 41 años, contaba con "un amplio historial delictivo" en el que constan once detenciones anteriores, varias de ellas por agredir a su pareja y también una por el secuestro de su hija, cometido ese mismo año.

El cadáver de la niña fue hallado flotando en las inmediaciones del malecón de Zarautz, después de casi cuatro horas de búsqueda. El arrestado contactó telefónicamente con la Ertzaintza a las 5.20 horas de la madrugada para denunciar la desaparición de la menor que pernoctaba con él al aire libre en la zona del parque de Montetxio.

La Dirección de Atención de Emergencias activó, entonces, un dispositivo de búsqueda en el que participaron ertzainas de la comisaría de Zarautz y de las unidades de montaña y canina, además de miembros de la Cruz Roja y la DYA.

SECUESTRO

Por otro lado, el 18 de julio de 2010 el padre de la niña fallecida fue arrestado en la localidad vizcaína de Galdakao, a donde se había desplazado desde Zarautz tras secuestrar presuntamente a su hija. El detenido fue localizado por la Policía Local de Galdakao después de que un vecino le observara deambulando con la niña por las calles de esta localidad durante toda la noche.

La madre de la niña, que está separada del arrestado, vivía con ella en el extranjero, pero regresó a Zarautz en julio para arreglar varios asuntos legales que tenía pendientes con su expareja. Por este motivo, se reunió el 17 de julio con el hombre en una vivienda de Zarautz, donde se inició una discusión y el detenido golpeó a la mujer en repetidas ocasiones en la cabeza, lo que le causó heridas en la cara y el cuello cabelludo.

La mujer logró huir del piso y dejó allí a la niña, que reclamó al día siguiente, pero el hombre le informó de que había abandonado Zarautz con la menor y la amenazó con que no volvería a ver a la niña nunca más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha