eldiario.es

Menú

Euskotren desconoce el número de usuarios que han renovado la BAT

La compañía vasca no dispone de herramientas para distinguir entre usuarios nuevos y aquellos antiguos que renuevan sus soportes caducados.

La cifra de renovaciones por vencimiento de las tarjetas del tranvía manejada por la firma es de 3.429 y corresponde sólo a las renovaciones de los documentos personalizados, no a los anónimos.

- PUBLICIDAD -
Los usuarios del travía hacen cola en las oficinas de Euskotren para renovar sus tarjetas Bat.

Los usuarios del travía hacen cola en las oficinas de Euskotren para renovar sus tarjetas Bat.

Euskotren no dispone de herramientas de control para distinguir entre las renovaciones de documentos caducados y las altas de usuarios nuevos que acceden por primera vez al servicio. “Hay casos de renovaciones de Tarjetas BAT anónimas en los que el sistema de tramitación no requiere que se especifique al operario de turno las razones de la gestión,  por lo que no es posible distinguir estadísticamente si las Tarjetas expedidas de este tipo son altas por primera vez o fruto de una renovación por caducidad”, explica un portavoz de Euskotren.

Debido a este desconocimiento no es posible tampoco calcular cuánto ha ingresado la compañía vasca por este concepto que cuesta a cada usuario 3 euros.

La cifra que maneja la empresa sobre las tarjetas renovadas es del todo inexacta. Hablan de 3.429 pero este número sólo engloba las renovaciones de los documentos personalizados de los usuarios junto “con alguna otra”, según indican con escasa precisión los  portavoces de la empresa. Fuera de este cómputo quedan todas las tarjetas anónimas renovadas, que son las que, precisamente, manejan la mayoría de los usuarios.

Los que sí conoce Euskotren es la cantidad total de tramitaciones desde enero  hasta hoy,  ya sean altas o renovaciones de soportes caducados, que asciende a 15.511 tarjetas.

56.000 tarjetas caducadas en 2013

Desde principio de año hasta finales de junio se extinguirá la vida útil de 16.901 tarjetas. Y en total, durante el ejercicio 2013 caducarán más de 56.000 tarjetas.  Desde Euskotren aseguran que no podrán cuantificar qué número de ellas se renovarán.

Los usuarios deberán volver a renovar las tarjetas en el 2017, ya que caducan a los cuatro años, “límite de tiempo coherente con la vida tecnológica del soporte”, señala el representante de la firma.

La clientela puede consultar en todo momento la caducidad de su tarjeta en las máquinas de expendición del tranvía con solo introducir la Tarjeta BAT.

El saldo de las tarjetas caducadas será traspasado automáticamente a la nueva tarjeta para que no se pierda el importe. El trámite es sencillo, y consiste en presentar en la Oficina de Información del Tranvía, ubicada en la calle General Álava número 2, el justificante del pago en la caja y llevar la propia tarjeta caducada. También puede efectuarse el pago con tarjeta de crédito en la propia Oficina de Información del Tranvía, OIT.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha