eldiario.es

Menú

La participación ciudadana enfrenta a los grupos municipales

El Consejo Social califica de "lamentable y surrealista" su incapacidad para llegar a acuerdos.

El máximo órgano de participación ciudadana se compromete a elaborar y presentar un informe en unos seis meses.

- PUBLICIDAD -

Todos los grupos  políticos del Ayuntamiento de Vitoria coinciden al considerar como una medida de urgente necesidad la revisión del sistema y cauces de participación ciudadana en vigor pero no han sido capaces de llegar a un acuerdo para llevarlo a cabo en el pleno extraordinario convocado para ello.

El debate ha quedado empeñado por las continuas discusiones mantenidas por los portavoces municipales durante casi una hora  en la sesión extraordinaria que cedía el turno popular al portavoz del Consejo Social, Andrés Illana. El representante y sus compañeros presentes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, han sido testigos directos del cruce de acusaciones de los concejales, que perdían la oportunidad de plantear propuestas de mejora para la participación. “Nos parece lamentable y surrealista lo que hemos presenciado. Los textos que proponían los diferentes grupos no diferían mucho entre sí, pero son capaces de cambiar una coma y no llegar a consenso por pequeños matices”, lamentaba Andrés Illana.

El representante del Consejo Social  ha trasladado a los ediles la preocupación compartida por muchos  colectivos sociales implicados en la participación ciudadana. Consideran que no hay voluntad política para que la intervención de los ciudadanos sea real y efectiva. “La sensación de los vitorianos es que no sirve para nada. Algo está fallando. Nos hemos dotado de instrumentos muy buenos, de un reglamento mejorable pero bueno, que incluso lo copian instituciones de otras ciudades, pero en la práctica no se materializa esta participación. La gente opina que esto no sirve para nada”, explicaba Illana en el pleno extraordinario.

Funcionamiento autónomo de los foros ciudadanos

El portavoz recomienda que estos foros ciudadanos funcionen de forma autónoma y no sometidos al gobierno municipal de turno, para que recuperen su credibilidad y eficacia. “Se les llena la boca hablando de participación a todos, pero cuando están en el gobierno tienen miedo de utilizarla, la ven como el enemigo y cuando están en la oposición la usan como arma arrojadiza”, asegura.

Bildu y PSE presentaban una moción conjunta para que el Consejo Social elaborase en seis meses un informe con acciones y propuestas de mejora, pero finalmente la portavoz socialista Maite Berrocal la ha retirado al no recabar apoyos suficientes del resto de los grupos políticos para sacarla adelante y “para evitar que este circo continúe”, señalaba.

El PNV, por su parte, presentaba un texto alternativo al considerar que en la moción de los socialistas y de los representantes de la izquierda abertzale “se habla sólo de generalidades, no aporta nada”, aseguraba Gorka Urtaran.  

Pese al rechazo de ambos texto,  el Consejo Social se ha comprometido a elaborar un informe para proponer cambios sobre los mecanismos y el sistema de participación en un plazo razonable. "No creo que este en seis meses porque  ya no contaremos con la  ayuda de los técnicos municipales. Pero lo haremos a corto plazo porque, de lo contario, la participación ciudadana en Vitoria morirá”.

Ya han dado los primeros pasos para realizar ese documento  al reunirse primero con el Servicio de Participación Ciudadana. También lo harán con las asociaciones de vecinos y con los grupos políticos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha