eldiario.es

Menú

Cuando a las tres horas de diálisis hay que sumar las de espera a la ambulancia

El contínuo retraso que registra el servicio de ambulancias programadas de Bizkaia, en algunos casos de más de tres horas,  salta al Parlamento vasco.

Los sindicatos coinciden al señalar la falta de personal para suplir bajas y vacaciones de plantilla como la causa de estas deficiencias en el servicio.

Esta circunstancia provoca también saturación en los hospitales ya que los pacientes dados de alta siguen ocupando camas o pasillos mientras esperan la llegada del transporte sanitario.

- PUBLICIDAD -
Un paciente de diálisis renal durante un tratamiento | EFE

Un paciente de diálisis renal durante un tratamiento | EFE

Los grupos políticos del Parlamento han pedido explicaciones al Gobierno vasco sobre las contínuas demoras que registra el servicio de ambulancias concertadas de Bizkaia. El sindicato UGT ha trasladado a las formaciones un informe pormenorizado en el que están recogidos los retrasos, que según su relato, se dan cada día y afectan a muchos enfermos. En algunos casos esta demora -en ocasiones de tres o cuatro horas- provoca saturación en los hospitales ya que los enfermos dados de alta han de esperar en las camas o en los pasillos a que llegue la ambulancia de traslado. Esta situación a su vez impide que los nuevos ingresos pasen a planta y se acumulen en Urgencias.

Pero los más perjudicados son los enfermos de cierta gravedad, sometidos a terapias como la diálisis. "En estos casos los tiempos de espera no son tan exagerados, se les cuida más pero sí llegan a retrasarse entre hora y hora y media. El paciente, tras estar enchufado a una máquina, y en estado de salud delicado, debe esperar sentado en una silla para ser trasladado a su casa. A esto hay que sumarle el 'tour' por Euskadi al que les someten después. Son varios los pacientes que comparten los vehículos y viven en diferentes puntos de la geografía vizcaína. Entendemos que hay que optimizar recursos pero pedimos que se organicen los repartos de manera que se reúnan en el mismo traslado a personas que viven en un radio reducido y no a 50 kilómetros de distancia entre uno y otro para que la distribución se haga más rápido", explica Lucio Conde, delegado de UGT.

En los casos de rehabilitaciones los retrasos provocan que el paciente pierda las sesiones y se alargue en el tiempo su tratamiento. "Algunos pacientes cuando llegamos a recogerlos se niegan a bajar. Nos dicen que para pasearse, ni lo intentan. Saben que si se retrasan más de media hora, trastocan el planillo de trabajo del fisioterapeuta y éste ya no les trata para evitar encadenar retrasos en el resto de los pacientes", detalla Conde. 

Servicios con vehículos públicos para entidades privadas

Los sindicatos coinciden al señalar la falta de personal para suplir bajas y vacaciones de plantilla como la causa de estas deficiencias en el servicio. Reclaman al Gobierno vasco un mayor control y seguimiento de las cláusulas de los pliegos de condiciones, que según el testimonio de los sindicalistas, las empresas de la UTE encargada de este servicio se saltan sin miramiento. "Los trabajadores están sometidos a sesiones maratonianas y de gran carga de trabajo".

El PP a través del presidente de la comisión de Salud, Carmelo Barrio, ha preguntado al departamento de Salud sobre las medidas que va a aplicar el Gobierno "ante esta situación que no es puntual". EH Bildu por su parte ha solicitado directamente la comparecencia del consejero para que dé cuenta del grado de cumplimiento de las bases técnicas de los pliegos de condiciones. UPyD muestra su preocupación y quiere respuestas sobre si la concesionaria contratada por Osakidetza puede usar los vehículos rotulados con logotipo de SVS y del Gobierno vasco para realizar servicios ajenos para entidades privadas o particulares, como le consta a los sindicatos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha