eldiario.es

Menú

La Diputación convertirá en un derecho los pisos de autonomía personal para discapacitados

Hasta ahora eran una experiencia piloto que funcionaba en base a subvenciones, su éxito ha impulsado a que la institución foral los incluya entre sus servicios ordinarios.

La partida de Acción Social aumenta un 2% pero pierde peso respecto al resto de áreas, la cooperación al desarrollo se mantiene y queda aún más lejos del objetivo del 0,7%.

La previsión es que el número de menores extranjeros a cargo de la Diputación mantenga su tendencia a la baja y se reduzca otro 29% en 2014.

- PUBLICIDAD -

La Diputación foral de Bizkaia presentó su proyecto de presupuestos para el año que viene hace dos semanas en un borrador que contemplaba un incremento del 3,8% en el crédito disponible para sus departamentos. Hoy por la mañana la diputada de Acción Social, Pilar Ardanza, ha desvelado las líneas generales de las cuentas de su área en la comisión de Hacienda de las Juntas Generales. Se trata de un proyecto altamente continuista, pero que también contempla algunas novedades. Una de las más destacadas será la consolidación del servicio de autonomía personal en pisos tutelados para personas con discapacidad. A partir del año que viene dejará de ser una experiencia piloto subvencionada y pasará a convertirse en parte de los servicios ordinarios de la institución foral.

Este programa ha funcionado hasta el momento en 4 pisos de Bizkaia. Dos de ellos estaban gestionados por Gorabide, asociación de apoyo a personas con discapacidad intelectual, otro por la Fundación Síndrome de Down y el último por Asebi, asociación de afectado por espina bífida. En estas casas, 4 personas con discapacidad viven de forma autónoma, para lo cual cuentan con el apoyo de un monitor que durante hora y media al día se encarga de organizar la rutina del hogar. La mayoría de ellos tienen ya un empleo protegido o son usuarios de un centro de día y la emancipación les aporta un grado de realización personal que no podrían alcanzar en sus residencial familiares.

“A partir del año que viene pasan de ser subvencionados a ser programas propios del departamento, por lo que se convierten en un derecho subjetivo para los beneficiarios”, ha explicado hoy la diputada Ardanza. Fuentes de su departamento han detallado que ya se encuentran preparado una orden foral que reconozca explícitamente este derecho. El principal beneficio de esta modificación es que si el día de mañana una de estas asociaciones dejara de prestar el servicio, la Diputación tendría que hacerse cargo de sustituirlo.

El área de Acción Social en su conjunto tendrá este año un 2% más de presupuesto que el año pasado, 465.164.337 euros en total. Aunque el aumento de 9,1 millones en su disponible es el segundo mayor en cifras absolutas, sólo por detrás de obras públicas y transportes, proporcionalmente es el departamento que menos sube. De esta forma, el área perderá peso en 2014 respecto al ejercicio actual y pasará a concentrar el 43% del presupuesto frente al 43,7% actual.

La diputada ha detallado la evolución de las cuentas partida a partida y en la mayoría de los casos sufrían subidas. Algunas de las más importantes lo hacen, además, por encima de la media departamental. Es el caso de los créditos destinados a la atención a personas mayores (+3,93%), que con 163 millones suponen más de una tercera parte de todo Acción Social. Estos importantes aumentos en algunos de los programas se explica por la congelación o incluso disminución del dinero destinado a algunos otros.

El crédito disponible para atender a personas con discapacidad, por ejemplo, se mantendrá en 2014 en las mismas cifras de este año, cerca de los 61 millones de euros. También se congelará la partida destinada a cooperación al desarrollo con lo que su parte proporcional respecto al total del presupuesto se verá reducida y quedará aún más lejos del objetivo del 0,7%. Actualmente la Diputación dedica 5.354.970 euros, lo que supone el 0,356% del total del presupuesto de gestión propia o el 0,49% del disponible departamental. Pilar Ardanza ha asegurado hoy que a pesar de la congelación del año que viene, su intención es ir incrementando “poco a poco” este dinero hasta alcanzar el 0,7%.

Otras partidas, por su parte, se han visto reducidas de cara al año que viene. Es el caso de la aportación que hacía la institución foral a controlar el cobro de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) después de que se haya transferido la competencia a Lanbide, dependiente del Gobierno vasco. Otra programa que verá reducido su crédito es la atención a Menores Extranjeros No Acompañados(MENAs). Los responsables forales estiman que el año que viene su número en Bizkaia se reducirá en un 29% continuando así con la tendencia de los últimos ejercicios y por eso el presupuesto dedicado a su atención bajará de los 8 a los 6 millones de euros. Actualmente hay 198 menores inmigrantes en los centros de acogida del territorio cuando hace cuatro años había más de 300.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha