eldiario.es

Menú

La variante de Ermua, base del pacto PNV-PSE para el presupuesto de la Diputación

Ambas formaciones acuedan una inversión plurianual de 90 millones que comenzará el año que viene con los primeros 10 y se alargará hasta 2017.

Los peneuvistas aceptan enmiendas por valor de otros 4,5 millones, la mayor parte de los cuales se invertirá en diferentes actuaciones para la Margen Izquierda.

Cooperación al desarrollo, partida congelada en el primer borrador de las cuentas, recibe 320.000 euros adicionales y vuelve a superar la barrera del 0,5% del disponible departamental.

- PUBLICIDAD -
Los portavoces del PNV, PSE y la Diputación de Bizkaia firman el acuerdo presupuestario de 2014. /Bizkaimedia

Los portavoces del PNV, PSE y la Diputación de Bizkaia firman el acuerdo presupuestario de 2014. /Bizkaimedia

El idilio entre el PNV y el PSE sigue si curso y ayer se escribrió un nuevo capítulo en su camino hacia los acuerdos presupuestarios del año que viene. En esta ocasión la institución beneficiada por el pacto ha sido la Diputación Foral de Bizkaia, que gracias al entendimiento entre peneuvistas y socialistas podrá contar el año que viene con unas cuentas actualizadas. La principal moneda de cambio del acuerdo firmado ayer por los portavoces junteros de ambos partidos y de la institución foral es la construcción de la variante de Ermua. El texto garantiza una inversión continuada de 90 millones de euros que arrancará en 2014 con los primeros 10.

Las inversiones continuarán a lo largo de los siguientes años con 28, 27 y 25 millones en 2015, 2016 y 2017, respectivamente. El Departamento de Obras Públicas ha previsto licitar los trabajos este invierno y comenzarlos en verano del próximo ejercicio y estima que su plazo de ejecución será de 32 meses por lo que deberían estar acabados para principios de 2017. Hace un mes, en la presentación de los presupuestos de la institución foral, el diputado general, José Luis Bilbao, ya adelantó que la partida para la variante de Ermua había sido incluida como parte de un preacuerdo con el PSE.

Ayer se dieron a conocer los demás flecos del entendimiento. La inversión en la variante empequeñece los 4,5 millones que han conseguido sacarles los socialistas al PNV para otras materias. La mayor parte de esos créditos adicionales se dedicarán a dos proyectos importantes en la Margen Izquierda. El primero es la construcción de la carretera interfábricas de Barakaldo para la se prevé destinar 1 millón de euros con el fin de iniciar los trámites iniciales necesarios. Se trata de un vial que conecta la rotonda del BEC con la ribera de la ría y que, una vez construido, pasará a ser de titularidad municipal. Es un proyecto largo tiempo reclamado por la localidad fabril y que la Diputación ha tenido bloqueado desde hace años.

Por otro lado, Portugalete recibirá 2,5 millones de euros destinados a impulsar la actividad económica y la generación de empleo. Los portavoces no han concretado en qué se sustanciará esta inversión millonaria aludiendo a que todavía es necesario firmar un acuerdo entre la institución foral y el Ayuntamiento. Otros 480.000 euros también han ido a parar a Barakaldo para la construcción del centro de día de La Paz en Cruces.

El millón de euros adicional se dedicará a potenciar partidas del área de Acción Social que, a juicio de los socialistas, se habían quedado cortas en las cuentas para 2014. Un total de 150.000 euros irán destinados a reforzar las subvenciones que recibe la Fundación Síndrome de Down y otros 50.000 para potenciar la figura del cuidador personal recogida en la ley de dependencia. Cooperación al desarrollo, por su parte, recibe 320.000 euros adicionales sobre los 5.354.970 euros presupuestados inicialmente. De esta forma la partida recupera parte del terreno perdido tras la congelación que preveía el anteproyecto y se vuelve a situar por encima del 0,5% del disponible departamental, concretamente en el 0,52%.


Acuerdo abierto al PP

El PNV hizo una vez más una invitación al PP para que se sume al acuerdo alcanzado con los socialistas y plantee sus propias aportaciones a las cuentas de la Diputación para el año que viene. Con EH Bildu, sin embargo, no ven que haya ninguna posibilidad. "Su estrategia es confrontar con el PNV, ser su alternativa sin ninguna intención de arrimar el hombro y acercar posturas", criticó la portavoz juntera jeltzale, Lorea Bilbao.

Tanto Bilbao como el portavoz foral, Unai Rementeria, agradecieron la disposición del PSE a prestar su apoyo para que las cuentas salgan adelante. "Estos no son nuestros presupuestos pero creemos que Bizkaia no se puede permitir otro año más de inestabilidad en el Gobierno", contestó el representante socialista Iñaki Egaña. "Hoy por hoy, los intereses de los ciudadanos deben primar sobre las críticas al gobierno de José Luis Bilbao", añadió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha