eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar se presentó a la investidura en el 96 sin tener cerrados los apoyos que ahora exige Rajoy

El expresidente del Gobierno ganó las elecciones el 3 de marzo de 1996 y fue investido el 4 de mayo, tras pactar la investidura con CiU y PNV

Aznar aceptó el encargo de formar gobierno por parte del rey el 12 de abril, y el principal apoyo, el de Jordi Pujol, lo cerró el 28 de abril en el hotel Majestic

Rajoy, como ocurrió tras el 20D, se resiste a asumir la propuesta del rey sin tener asegurados los apoyos suficientes para ir a la sesión de investidura

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno, Jose María Aznar, recibió en el Palacio de la Moncloa al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, con quien también almorzó, en el primer encuentro entre ambos líderes políticos desde que ratificaron el acuerdo de colaboración PP-CIU. 18-5-1996.

Jose María Aznar y Jordi Pujol en Moncloa dos semanas después de ser investido el primero en virtud del pacto del Majestic firmado por PP y CiU, en mayo de 1996. EFE/Barriopedro

Mariano Rajoy quiere para sí lo que ni siquiera quiso José María Aznar: acudir a Zarzuela con los apoyos asegurados para formar gobierno.

En 1996, Aznar ganó las elecciones el 3 de marzo con 156 diputados; y el 12 de abril el rey Juan Carlos le propuso como candidato a la investidura. Aznar aceptó el encargo, sin saber a ciencia cierta si podría ganar o no el debate de investidura.

Durante aquellos días, los dirigentes del PP, incluido Rajoy, se fajaron en buscar los apoyos que garantizaran la llegada a Moncloa de Aznar, fundamentalmente con los partidos nacionalistas. Y así fue.

El 28 de abril de 1996, Aznar y el entonces president, Jordi Pujol, cerraban en el hotel Majestic –el tradicional de las noches electorales convergentes– el voto afirmativo para la investidura del candidato popular, cuando aún resonaba el 'Pujol, enano, habla castellano' que cantaban los militantes del PP en la sede del partido en la noche electoral, el 3 de marzo.

Al final, el 4 de mayo Aznar fue investido presidente por mayoría absoluta (181 votos) con el apoyo de CiU (16), PNV (5) y CC (4): es decir, nacionalistas vascos, catalanes y canarios.

Lo que hizo Aznar, asumir el encargo del jefe del Estado sin tener los apoyos garantizados y sin tener fecha para la sesión de investidura, es lo mismo a lo que se resiste Rajoy.

Este jueves tiene una nueva oportunidad ante el rey, después de que tras el 20D declinara el encargo. De momento, las señales que lanzan sus portavoces son elocuentes, y mezclan asumir el encargo del rey con ir a la investidura: "Teatrillo y postureo" es como calificó Rafael Hernando la idea de acudir a una sesión de investidura sin los apoyos suficientes. Y, dado que Mariano Rajoy quería acudir el 2 de agosto y que a 25 de julio no le salen las cuentas, el PP plantea la necesidad de posponer los plazos. E insiste: "Ir a una investidura sin apoyos no tiene sentido".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha