eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El juez Castro imputa a la infanta Cristina en el ‘caso Nóos’

Los correos electrónicos aportados por el socio de Iñaki Urdangarin la relacionaban con la gestión del instituto

La Casa del Rey, que por la mañana rechazaba comentar decisiones judiciales, más tarde expresó su "sorpresa" por el cambio de "posición" del juez.

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá la decisión del juez José Castro

127 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La infanta Cristina, imputada en el caso Nóos, declarará el 27 de abril

La infanta Cristina, imputada en el caso Nóos, declarará el 27 de abril

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha llamado a declarar en calidad de imputada a la infanta Cristina por su relación en la gestión del instituto que presidía su marido, Iñaki Urdangarin, y que fue utilizado supuestamente para apropiarse indebidamente de dinero público. La imputación de la infanta, decidida de oficio por el juez sin consultar a la Fiscalía, se produce días después de que el socio de Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, entregara al magistrado del TSJ de Baleares.

La Fiscalía Anticorrupción recurrirá la decisión del juez José Castro, según ha informado la Agencia EFE. La medida confirma por qué Castro no pidió al fiscal su opinión sobre su decisión. No estaba obligado legalmente a hacerlo, pero suele ser práctica habitual. El juez suponía que la fiscalía estaría en contra.

Ayer, el juez Castro desestimó la nulidad de dichos correos electrónicos solicitada por la defensa de Urdangarin. La declaración de la infanta será el próximo 27 de abril.

Fuentes oficiales de la Casa del Rey consultadas por eldiario.es rechazaron por la mañana comentar la decisión. "No hacemos comentarios de las decisiones judiciales". Sin embargo, horas después expresaron su "sorpresa" por el cambio de "posición" del juez.

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha decidido llamar a declarar en calidad de imputada a la infanta Cristina por su relación en la gestión del instituto que presidía su marido, Iñaki Urdangarin, y que fue utilizado supuestamente para apropiarse indebidamente de dinero público. La imputación de la Infanta se produce días después de que el socio de Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, entregara al magistrado del TSJ de Baleares. La declaración de la infanta será el próximo 27 de abril.

Entre los emails aportados por Torres se encontraban algunos remitidos por Urdangarin a su mujer donde le consultaba diversas gestiones que tenía intención de realizar al frente del Instituto Nóos.

Más en concreto, en uno de ellos, fechado el 20 de febrero de 2003, Urdangarin remite a la hija del rey Juan Carlos "una comunicación de Nóos que tengo pensado enviar". Y prosigue: "Hay dos versiones. Clientes, 'colab' y amigos y la otra para Octagon (no quiero sacar ampollas). Léelo y dime lo que piensas please... Ciao".

En el mismo correo, el Duque le comenta que "a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la de dejarte así".

Mediante otro email, del 17 de junio del mismo año, Urdangarin le reenvía a su mujer un mensaje de Nissan sobre la resolución del concurso 'Estudio de notoriedad World Series by Nissan', en el que esta compañía indica que una vez recibidos y analizados los presupuestos solicitados, la mejor oferta es la presentada por Nóos.

En otro correo, fechado el 5 de abril de 2004, el Duque reenvía adjunto a la Infanta un artículo que "trabajamos el día pasado en el seminario y un resumen del mismo. Me parece interesante".

El 26 de febrero de ese año, el Duque envío otro correo al secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, en el que le pedía que le diese "una copia a Cristina de mi parte".

El Instituto Nóos era una organización sin ánimo de lucro creada en 1999. Su actividad comenzó en 2003, cuando Urdangarin fue nombrado presidente. Bajo la apariencia de una entidad sin ánimo de lucro, Nóos logró, a dedo y sin control, contratos millonarios de los Gobiernos de Baleares y la Comunidad Valenciana. La investigación se centra, precisamente, en conocer si el dinero público adjudicado se correspondió con lo gastado. Gran parte de los casi seis millones de euros que Nóos consiguió de las administraciones públicas entre 2004 y 2006 acabó en la caja de empresas privadas con ánimo de lucro que eran propiedad de Urdangarin y de su socio, Diego Torres.

Entre esas mercantiles (con ánimo de lucro) está la inmobiliaria Aizoon, de la que era dueña al 50% la infanta Cristina.

Lee a continuación el auto del juez Castro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha