eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China extiende su represión en zonas tibetanas, según un nuevo informe de HRW

- PUBLICIDAD -
China extiende su represión en zonas tibetanas, según un nuevo informe de HRW

China extiende su represión en zonas tibetanas, según un nuevo informe de HRW

El Gobierno chino ha extendido su represión contra la disidencia en áreas tibetanas a través de una vigilancia y control sin precedentes en zonas rurales y pequeñas localidades que ha llevado a una espiral de detenciones y protestas nunca vista en estos enclaves, desvela hoy un informe de Human Rights Watch (HRW).

La organización presenta un documento único, en un momento en el que la región del Tíbet sigue cerrada para periodistas, investigadores o turistas que no viajen en grupo -aprobado por el Gobierno-, y en el que también existen dificultades de acceso a la información en zonas tibetanas de otras regiones o provincias chinas.

HRW recoge 479 casos de arrestos, de los que 153 llevaron a sentencias de cárcel, ocurridos entre 2013 y 2015 en el Tíbet y en zonas tibetanas de las provincias de Sichuan -donde más protestas se registraron-, Qinghai y Gansu; y de los que ha podido obtener información fidedigna sobre datos del Gobierno chino, organizaciones en exilio y la prensa extranjera.

"Las áreas tibetanas son un foco prioritario de la campaña de represión que está emprendiendo el Gobierno chino contra la disidencia pacífica", denuncia la directora de HRW en China, Sophie Richardson, en un comunicado.

La mayoría de las protestas y arrestos del informe ocurrieron en pueblos o localidades rurales y no ciudades, donde se habían producido en los últimos años. Para HRW, esto sugiere "que la disidencia ha crecido en las áreas rurales tibetanas, donde vive casi el 80 por ciento de los tibetanos".

HRW destaca el cambio de actitud de las autoridades en estas zonas: muchas de las actividades por las que se produjeron los arrestos hasta ahora no eran consideradas "sensibles" y el perfil de los detenidos ha cambiado, pues ahora los monjes representan sólo el 39 por ciento de los arrestados.

La investigación muestra que la mayoría de los detenidos y procesados son ciudadanos laicos, líderes de comunidades locales, activistas en defensa del medioambiente o ciudadanos ligados a actividades sociales o culturales, como escritores o cantantes.

La detención de líderes locales y el apoyo de sus comunidades a través de protestas se ha convertido en un "nuevo fenómeno", destaca la organización, que también muestra su preocupación por los abusos bajo custodia policial y destaca que 14 personas murieron cuando estaban a cargo de las autoridades o justo después de ser liberadas.

También documenta situaciones de violencia policial contra manifestantes o personas en algún acto pacífico, como por ejemplo el caso de varios tibetanos que organizaron un picnic para celebrar el cumpleaños del dalái lama en la provincia de Sichuan y que fueron disparados por las fuerzas de seguridad en 2013.

"Simplemente tener una imagen o un texto considerado sensible (por el régimen) en el móvil o el ordenador podía llevar a una dura sentencia de cárcel", remarca el documento.

La agitación social y los arrestos "políticos" en las zonas tibetanas en China coinciden con una campaña del Gobierno para mantener la estabilidad que ha llevado a que, desde 2011, se haya incrementado la presencia de las fuerzas de seguridad en estas áreas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha