eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Consulta del SPD a su militancia sobre el gobierno con Merkel, una tarea cara

- PUBLICIDAD -
Los derechos de los homosexuales dividen a la futura gran coalición de Merkel

Los derechos de los homosexuales dividen a la futura gran coalición de Merkel

La consulta que el Partido Socialdemócrata (SPD) alemán hará entre sus 473.000 militantes, antes de dar luz verde a una coalición de gobierno con la canciller Angela Merkel, costará un millón de euros y exigirá un gran despliegue logístico, según los cálculos de la formación.

De cumplirse el calendario previsto, según el cual el pacto de coalición con los conservadores de la canciller estará listo a finales de noviembre, la consulta se realizará del 6 al 12 de diciembre, explicó hoy la secretaria general del SPD, Andrea Nahles.

Se hará por la modalidad de voto por correo e incluirá una edición especial del órgano del partido, la revista "Vorwärts", que recibirá cada militante en su hogar con las bases del pacto de gobierno.

Se entrará entonces en una fase de discusión, en formato de conferencias regionales; el plazo para enviar el voto se cerrará el 13 diciembre, con intención de que dos días después se conozca el resultado de la votación.

Para ser vinculante, se precisa un mínimo de participación del 20 % de la militancia -es decir, 94.000 afiliados- y en el proceso de escrutinio se calcula que participarán unos 400 voluntarios.

La consulta se perfila como el último escollo para la investidura de Merkel en la que será su tercera legislatura, presumiblemente en formato de gran coalición.

Desde la cúpula socialdemócrata se ha "invitado" a los alemanes a afiliarse al partido para poder participar en el referéndum, considerado una especie de segunda oportunidad, tras las generales, para incidir en el futuro gobierno del país.

La propia Nahles indicó hoy que se había observado un fuerte incremento en el número de afiliaciones -2.500, el pasado octubre, cuando lo habitual en un mes son 1.000-.

El SPD se comprometió a realizar este referéndum para tratar de curarse en salud, tras comprobar que la primera experiencia de una gran coalición con Merkel -entre 2005 y 2009- se tradujo en una sangría de votos para el partido en las siguientes generales.

La canciller quedó abocada a reeditar esa coalición después de que sus aliados naturales y actuales socios de gobierno, los liberales, quedasen sin escaños en las elecciones del pasado 22 de septiembre.

El SPD preparará el camino hacia esta consulta en el próximo congreso ordinario del partido, que comienza este jueves y concluirá el sábado en la ciudad de Leipzig (este del país).

En la asamblea se someterá asimismo a la reelección el líder del partido, Sigmar Gabriel, como único candidato al cargo.

En medios alemanes se considera que la auténtica prueba de fuego para el presidente del partido es el resultado de la consulta a los militantes, ya que de imponerse el no -o no lograrse una participación representativa- quedaría muy cuestionado su liderazgo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha