eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ecologistas en Acción subraya que la credibilidad del CSN está en juego

- PUBLICIDAD -
Ecologistas en Acción subraya que la credibilidad del CSN está en juego

Ecologistas en Acción subraya que la credibilidad del CSN está en juego

Ecologistas en Acción ha subrayado hoy que la credibilidad del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) está en juego "una vez más" si deja que la central de Garoña alargue su vida útil.

"Si (el CSN) permitiera que Garoña siga un año en parada fría, mientras la empresa propietaria negocia con el Gobierno, estaría siguiendo el dictado de Nuclenor. Sería un peligroso precedente de cesión a las presiones gubernamentales y empresariales", afirma en una nota.

Mañana, se reúne el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear para tratar la solicitud de Garoña de pedir un nuevo plazo para poder acogerse a una prórroga de su licencia de explotación. Ayer no logró alcanzar ninguna decisión, reunidos sus cinco consejeros en un pleno extraordinario.

A juicio de Ecologistas en Acción, el Consejo de Seguridad Nuclear debe rechazar la petición por "simple imposibilidad material de cumplirla y para demostrar su independencia".

El informe sobre la continuidad de la central debe estar para antes del 1 de junio: "Es imposible realizar tal informe de forma competente en tan corto espacio de tiempo, salvo que se pida a los técnicos que escriban "al dictado".

"Es de todo punto inadmisible esta enorme presión sobre el CSN y sus técnicos que realizan Nuclenor y el Gobierno y que daña enormemente su credibilidad", dice el comunicado.

Según Ecologistas en Acción, Endesa e Iberdrola, propietarias de Nuclenor, han mantenido en los últimos meses un pulso con el Gobierno para paralizar la ley que grava la generación de residuos radiactivos y para que se prolongue la vida de las nucleares.

"El elemento de presión" que usaron las eléctricas fue la nuclear de Garoña (Burgos), cuya vida se había comprometido a alargar el PP.

La primera parte del pulso, explican, fue bajo los focos, mientras que la segunda parte ha sido en secreto y se desconocen sus resultados.

Fruto de esta negociación, añade la nota, Nuclenor se replantea su postura y decide pedir una prórroga para mantener la central durante un año en parada fría.

La simple petición de esta prórroga, después de que Nuclenor no se acogiera a los plazos ofrecidos "generosamente" por el Gobierno, es un indicio de negociaciones "escandalosas".

Ecologistas en Acción recuerda que las maniobras de estos días son "nefastas" para la seguridad nuclear, puesto que los propietarios de las centrales se creen con derecho a comerciar con el Gobierno y el CSN.

Si finalmente se prorroga Garoña, se sentará un "peligroso precedente" y se pondría en grave riesgo a las personas y el medio ambiente.

Por ello, cientos de personas se están dirigiendo al CSN a través de las redes para pedirles que sean independientes y no acepten "las presiones", con el hashtag #stopgaroña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha