eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Empiezan los trabajos para recuperar los cuerpos de los ocupantes del ultraligero desaparecido en el mar

- PUBLICIDAD -
Empiezan los trabajos para recuperar los cuerpos de los ocupantes del ultraligero desaparecido en el mar

Empiezan los trabajos para recuperar los cuerpos de los ocupantes del ultraligero desaparecido en el mar

El dispositivo para recuperar los cuerpos de Joana Romo, de 48 años, y de Antonio Marcos Nadal de Anzizu, desaparecidos mientras volaban en ultraligero del aeródromo de Pals el pasado día 22, se ha iniciado sobre las diez de esta mañana.

El barco Bon Pigall, de la Fundación Argo Maris, ha salido sobre las 10.00 horas con efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) de la Guardia Civil y Mossos d'Esquadra a bordo en dirección al punto donde se sumergió el ultraligero, a menos de una milla del cabo Norfeu y a unos 87 metros de profundidad.

Los especialistas en buceo de gran profundidad del Geas han explicado que la primera intervención la volverá a hacer durante unas dos horas el robot submarino del Bon Pigall, que se ha vuelto a sumergir para facilitar nuevas imágenes del estado del ultraligero y de sus ocupantes.

Se prevé que, como muy pronto, pasado el mediodía empiecen los trabajos de los especialistas.

El cabo primero del Geas y jefe del dispositivo, Fernando Aguirre, ha explicado que "la prioridad que tenemos en el día de hoy es recuperar los cuerpos" y que para poder hacerlo existen dos posibilidades.

"Una es que podamos extraer todo el aparato con los dos ocupantes y otra, que por las circunstancias que se encuentran en el fondo la estructura no lo permita", según ha manifestado.

Si no se puede recuperar todo en un conjunto, se procederá a la recuperación primero de los ocupantes y posteriormente de los restos.

En estos momentos, se desconoce si finalmente se podrán recuperar los cuerpos hoy mismo, debido a la complejidad de la actuación y, según Aguirre, "decir que hoy saldrán los cuerpos sería aventurar demasiado".

Con la información de que se dispone en la actualidad, lo único que según él se puede hacer "es una planificación de trabajo, asegurarlo para que el equipo de rescate no tenga ningún incidente".

Los buceadores de gran profundidad del Geas valorarán en cada inmersión, de las 4 parejas preparadas para sumergirse, las dificultades que puedan surgir.

Según Aguirre, "la información que tenemos es justa porque las imágenes que ve el robot no las vemos nosotros, pues utiliza una cámara de gran sensibilidad, y las condiciones de trabajo para los buceadores se complican no solo por la profundidad y las condiciones en las que se va a trabajar, sino también por la falta de visibilidad".

Además de efectivos del Geas de Madrid, Valladolid y Huesca, los especialistas trabajan con un robot de exploración de esta unidad y han desplazado también a Roses una cámara hiperbárica por si fuera necesaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha