eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Esparza (UPN) dice que el PNV no es el nacionalismo bueno y el catalán, el malo: "Todos quieren romper con España"

Admite que Urkullu mantiene una posición moderada, pero volverá a buscar la independencia y que no renuncia a la anexión de Navarra

- PUBLICIDAD -

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha advertido contra la división que a su juicio se está afirmando entre un nacionalismo "bueno" encarnado por el PNV y otro "malo", el catalán, porque todos persiguen lo mismo: "La ruptura con España".

"Ahora se considera responsable al nacionalismo vasco, pero es una equivocación. Arzalluz tensionó la relación con el Estado e Ibarretexe, también. Urkullu ahora está en posiciones más moderadas, es verdad, pero mañana el PNV planteará la ruptura con España porque lo lleva en su ADN", ha afirmado Esparza en un desayuno informativo en Madrid de Nueva Economía Fórum.

El dirigente navarro considera un "error" la "comprensión" con que durante años se ha tratado a su juicio en Madrid al nacionalismo vasco y al catalán, con el que se han llegado a acuerdos que han supuesto inversiones en ambas comunidades sin una exigencia a cambio de lealtad y "respeto a un proyecto común". Ha apostado por buscar el diálogo y llegar a acuerdos con ambas corrientes, pero a cambio de esa contrapartida.

En su intervención, ha insistido en la idea de que el nacionalismo no renuncia a sus objetivos, entre ellos la anexión de Navarra a al Comunidad Autónoma Vasca. Para este objetivo trabaja el Gobierno Foral de Uxue Barkos, ha dicho, dedicado a "tensionar la relación con todo lo que signifique España".

"Deberíamos haber sabido que nunca van a conformarse con nada y que son proyectos a largo plazo, no tiene prisa. Siembran", ha agregado.

EL PNV APOYARÁ LOS PGE DE 2018

Javier Esparza ha asegurado que el nacionalismo vasco observa "muy atento" lo que ocurre en Cataluña y lo apoya, aunque mantenga una postura de moderación, pero se ha mostrado seguro de que pese a ese respaldo a la movilización catalana, el PNV volverá a aprobar los Presupuestos del Estado para 2018 como ya respaldó los de 2017.

"No tengo ninguna duda", ha afirmado. El retraso en la fecha de aprobación del proyecto, que iba a ser este viernes pero se pospone a la semana que viene, no tiene que ver a su juicio con la negociación de Hacienda y los nacionalistas, que acabará en acuerdo, sino con la situación en Cataluña.

Ha lamentado al respecto la ruptura de la convivencia en esa comunidad y ha pedido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que no siga adelante con la celebración del referéndum y reflexione "si no es el momento de marcharse a casa".

Preguntado por la posibilidad de extender a otras comunidades, como Cataluña, el régimen económico navarro o vasco, Esparza ha asegurado que su partido no, pero que en sí mismo este sistema no garantiza más riqueza y exige "responsabilidad". "Cuando la cosa va mal, no se puede llamar a la puerta del Estado. En la pasada legislatura bajaron nuestros ingresos un 25 por ciento y hay que gestionar eso", ha dicho.

UNA MAYORÍA DIFERENTE

Con respecto a la situación en Navarra, Esparza ha asegurado que no tiene "ninguna duda" de que si hoy se celebrasen elecciones la mayoría en el Parlamento Foral sería "constitucionalista" y que "son conscientes de ellos" tanto la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, como el cuatripartito que la sostiene.

Según ha dicho, es lo que apuntan las encuestas que maneja su partido, aunque ha adelantado que esto no es lo que dirá el próximo 'navarrómetro', la encuesta que encarga el Parlamento de Navarra y que entre otras cosas analiza la intención de voto. "Va a volver a ser un fiasco", ha dicho.

Ha asegurado que la política educativa, con el euskera, la política fiscal y el trato a las empresas a su juicio negativo, así como el rechazo a un acuerdo con el Gobierno para impulsar el tren de alta velocidad o el Canal de Navarra, van a pasar factura al Ejecutivo de Barkos.

En 2019, por tanto, se ha mostrado confiado en que se podrá conformar un gobierno no nacionalista. Sobre la posibilidad de que UPN vuelva a formar coalición con el PP, ha respondido que son formaciones distintas, que el suyo es el único partido en Navarra que toma las decisiones en Pamplona y que ha llegado a acuerdos con los 'populares', pero también con el PSN, con el que ha gobernado y asegura tener algunas coincidencias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha