eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Espinar ve compatible sus tres cargos, algo que requerirá habilidad y delegar

- PUBLICIDAD -
Espinar ve compatible sus tres cargos, algo que requerirá habilidad y delegar

Espinar ve compatible sus tres cargos, algo que requerirá habilidad y delegar

El portavoz de Podemos en el Senado, diputado en la Asamblea madrileña y secretario general del partido en Madrid, Ramón Espinar, considera compatibles sus cargos, algo que va a requerir "habilidad" para hacer equipos y delegar y, también, "no querer estar en todo".

En una entrevista con Efe durante su participación en la Universidad de Otoño que Podemos Castilla-La Mancha ha organizado este fin de semana en Toledo, Espinar ha desgranado sus prioridades como recién elegido líder de Podemos en Madrid, hace apenas una semana, y ha hablado también de Rita Maestre, que encabezaba otra candidatura.

Sobre Maestre ha señalado que está haciendo "un magnífico trabajo" como portavoz municipal en Madrid y debería seguir: "Yo, si fuera ella, permanecería en la portavocía y creo que es lo que debe hacer. Y, además, tiene todo mi apoyo", ha manifestado Espinar.

Sin embargo, ha rehusado valorar la labor de José Manuel López como portavoz de la Asamblea y ha argumentado que "si hago una valoración en clave muy positiva van a decir que no hago autocrítica y si hago autocrítica me van a decir que le estoy despellejando, así que prefiero en estos días no valorar el papel de José Manuel López".

Espinar (Madrid, 1986) ha considerado que sus tres cargos -senador, diputado autonómico y secretario general- son compatibles, aunque es "duro" y requiere de "mucho trabajo" y, sobre todo, "habilidad" para hacer equipos, delegar tareas y "no querer estar en todo y llegar a todo".

Piensa que todas las decisiones pueden "ser revisadas si son erróneas, incluida ésta", por lo que si en un momento ve que no llega "habrá que renunciar a cosas, y sin ningún problema", ha dicho.

En este momento, no obstante, opina que no hace falta y que tener una portavocía institucional y un cargo orgánico "son dos cosas que se puede compatibilizar" aunque exija jornadas laborales de 16 horas, como, admite, las que ya tenía hasta ahora.

Sobre sus prioridades como secretario general, ha explicado que la hoja de ruta tiene tres elementos fundamentales: articular el "espacio político del cambio" en la Comunidad de Madrid de cara a las autonómicas de 2019; el papel de los Círculos, que deben tener voz en las decisiones de la organización, y componer el trabajo de Podemos en la Comunidad de Madrid asumiendo su "dificultad para cambiar las cosas" debido a la mayoría de PP y Ciudadanos.

Espinar ha lamentado que en estos dos últimos años de continuos periodos electorales los Círculos han servido, sobre todo, para montar mesas informativas y pegar carteles: "Son los militantes quienes han levantado este proyecto durante tres años y hasta aquí ha llegado la broma. Los Círculos tienen que tener voz en las decisiones de la organización y tienen que ser escuchados".

Aboga por generar estructuras políticas de debate y deliberación, algo que, admite, "la verdad es que nunca han existido en Podemos", una formación que ha aprendido que los procedimientos son complicados pero también "importantes" por lo que uno de sus objetivos va a ser arbitrar procedimientos de participación de los Círculos en la Comunidad de Madrid.

Ramón Espinar ha indicado no ve inconveniente en que los documentos organizativos que deba aplicar procedan de la candidatura de Maestre y, más aún, ha afirmado que una vez que se han votado "no son de ninguna candidatura, son de Podemos".

En cuanto a Vistalegre II, la Asamblea Ciudadana estatal que Podemos celebrará a principios de 2017, Espinar se ha mostrado partidario de que se debatan las diferencias y haya deliberación "abierta, honesta y franca", y ve "deseable" buscar consensos pero sin hurtar los debates de fondo.

Por otra parte, Ramón Espinar ha reconocido que la relación con la prensa que tiene Podemos es "compleja" y lo ha explicado: "Creo que el trabajo de la prensa es fiscalizarnos a nosotros y el nuestro no es fiscalizar a la prensa, lo que pasa es que hay veces en que se comenten excesos y yo creo que los excesos se pueden denunciar".

Con todo, tiene claro que él no está en política para hacer valoraciones sobre lo que hace la prensa, sino para que la prensa le "evalúe" y "fiscalice" lo que hace, y ha añadido que no le corresponde "estar diciendo todo el tiempo cuales son los intereses o la ideología de los distintos grupos de comunicación".

Espinar ha subrayado que cuando habla de ideología e intereses se refiere a los grupos de comunicación, "nunca a los de los periodistas" que tienen "todo" su "respeto" y toda su "consideración", ha recalcado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha