eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Guindos, convencido Agencia Tributaria indaga impacto de LuxLeaks en España

- PUBLICIDAD -

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se mostró hoy "convencido" de que la Agencia Tributaria indaga ya si los acuerdos fiscales secretos en Luxemburgo con multinacionales afectan de alguna manera a España.

"Estoy convencido de que la Agencia Tributaria, dentro de su independencia, lo está haciendo ya", señaló De Guindos en una rueda de prensa en el marco del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea al ser preguntado por el escándalo del denominado LuxLeaks.

Los acuerdos secretos entre el Gran Ducado y 340 multinacionales permitían a éstas obtener al menos 548 decisiones fiscales ventajosas entre 2002 y 2010 para beneficiarse de "estructuras fiscales complejas diseñadas para conseguir reducciones drásticas en los impuestos", según ha revelado el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ICIJ.

De Guindos dijo que no va a hacer "cábalas" sobre si España se podría ver afectada por el escándalo o no, porque el Gobierno actúa con datos "fehacientes y hechos concretos".

"Vamos a verlo, a observarlo y actuar al respecto, pero en estos momentos sería una frivolidad adelantar cualquier planteamiento al respecto" del esquema luxemburgués, recalcó el ministro español.

"Se ha filtrado una noticia, una noticia que es importante, que evidentemente se desconocía por el gran público", dijo, al tiempo que recordó que la "utilización de este tipo de figuras fiscales es algo contrario a lo que estamos haciendo en el G20 y en la propia Unión Europea si se demuestra cierta la información".

"Para mí hay una cuestión importante: Si los acuerdos eran públicos o no, si se hacían con transparencia o no", dijo De Guindos, quien subrayó que no va a "prejuzgar" el resultado de la investigación de la Comisión Europea (CE): "Sería inapropiado por mi parte dar una opinión concluyente", explicó.

En junio pasado, la CE abrió una investigación sobre el régimen fiscal que aplican Irlanda, Holanda y Luxemburgo a Apple, Starbucks y Fiat, respectivamente, para determinar si lo podían considerar como ayudas de Estado ilegales.

De Guindos sostuvo que desconoce cuántos fiscalistas tenían conocimiento o no de los acuerdos luxemburgueses con multinacionales, pero señaló que han salido a la luz ahora y la CE "no tiene una agencia tributaria" ni "unos inspectores" de Hacienda.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, quien fue primer ministro de Luxemburgo durante el periodo en que se cerraron esos acuerdos, se va a "abstener de cualquier tipo de interferencia", afirmó De Guindos.

Explicó que se analizará si el instrumento utilizado por Luxemburgo es distorsionador, porque entonces produce efectos de reasignación de bases imponibles artificial dentro de la UE y "hay que evitar este tipo de planteamientos".

"Eso supone que tienes una competencia desleal", recalcó el ministro español, quien insistió sobre todo en la cuestión de la transparencia en este tipo de pactos fiscales.

De Guindos dijo que el escándalo es "muy difícil de explicar" y que en un momento en que se han hecho esfuerzos presupuestarios, estas prácticas "son indeseables".

La UE por su parte no llegó hoy a cerrar un acuerdo político sobre la introducción de una cláusula antiabuso vinculante en la directiva matriz-subsidiaria dirigida a impedir precisamente que multinacionales como Apple, Amazon, Google o Starbucks sigan aprovechando las lagunas para eludir el pago de impuestos, después de que en mayo se pactara la nueva regla sobre préstamos híbridos.

No fue posible sobre todo porque algunos países, como Holanda, necesitan tener antes el visto bueno parlamentario, por lo que los ministros esperan poder aprobar esta cláusula en diciembre.

El ministro luxemburgués, Pierre Gramegna, dijo que su país ya apoyó en junio la primera pieza de la iniciativa y que hará lo propio con la cláusula, al tiempo que recalcó que "colaborará plenamente" con la investigación de la CE sobre sus prácticas fiscales, que son, reiteró, "completamente legales".

Precisamente la directiva enmendada en manos de los ministros pretende hacer frente a escándalos como el que se ha descubierto en Luxemburgo, ante lo cual De Guindos consideró que "lo ideal" hubiera sido alcanzar un acuerdo hoy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha