eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Italia, pendiente de una posible renuncia de Napolitano

La presidencia "ni confirma ni desmiente" las informaciones aparecidas en prensa que apuntan a una posible dimisión del jefe de Estado

Tras agotar su primer mandato de 7 años y pese a sus reticencias iniciales, Napolitano aceptó en abril de 2013 repetir su mandado ante la total parálisis política en la que se encontraba inmersa Italia

- PUBLICIDAD -
Italia "ni confirma ni desmiente" la hipotética renuncia de Napolitano

Italia "ni confirma ni desmiente" la hipotética renuncia de Napolitano

La Presidencia de Italia "ni confirma ni desmiente" las informaciones vertidas por la prensa que apuntan a una posible dimisión del jefe de Estado, Giorgio Napolitano, ya que esta decisión es "exclusiva responsabilidad" suya.

Esta es la síntesis del comunicado difundido este domingo por el Quirinale, sede de la Jefatura del Estado, que salió así al paso de las informaciones publicadas en los últimos días por los medios de comunicación.

Diarios como "La Repubblica", ayer, o " Il Corriere della Sera" apuntan a una próxima renuncia de Napolitano, de 89 años, que podría producirse a finales de año, cuando finalice la presidencia italiana de la Unión Europea.

Tras agotar su primer mandato de 7 años y pese a sus reticencias iniciales, Napolitano aceptó en abril de 2013 repetir su mandado ante la total parálisis política en la que se encontraba inmersa Italia.

Un segundo mandato "sin ilusión"

En la nota oficial, el Quirinale recuerda que durante la sesión en la que aceptó el encargo del Parlamento, el presidente indicó "los límites y las condiciones -también temporales- con los que asumía el nuevo mandato". En aquella ocasión reconoció que afrontaba su segundo mandato "sin ilusión y sin intención de ampliar sus funciones", pero que lo haría "hasta que la situación del país y de las instituciones" se lo sugirieran y "las fuerzas" se lo permitieran.

Los medios informaron sostienen que, como condición, Napolitano instó a las diferentes fuerzas políticas a acelerar un programa de "reformas urgentes" que hoy, bajo el Gobierno de Matteo Renzi, acumulan retrasos en su tramitación. "Comienza para mí hoy este segundo e imprevisto mandato público en una fase de vida ya muy avanzada", aseveró por entonces.

El Quirinale subrayó este domingo que las palabras pronunciadas por el jefe del Estado durante su segunda investidura "no le han impedido y no le impiden ejercitar plenamente las funciones atribuidas por la Constitución, teniendo en cuenta la especial circunstancia de la presidencia italiana del semestre europeo".

"Explicará sus razones a los ciudadanos"

Por último, el Quirinale asegura que sea cual sea la decisión de Napolitano, "siempre explicará ampliamente sus razones a las instituciones, a la opinión pública y a los ciudadanos".

El "rey Giorgio", como se le conoce en Italia, fue elegido para ocupar el más alto cargo del Estado italiano en 2006 y en los últimos tiempos ha ejercido de árbitro en la inestable escena política del país. Tanto es así que ha sido el encargado de nombrar los tres últimos Gobiernos del país sin que estos emanaran directamente de las urnas: el de Mario Monti, tras la dimisión de Silvio Berlusconi; la coalición de Enrico Letta y el actual, dirigido por Renzi.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha