eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lara tiende la mano a Podemos para un gran pacto contra PP en las generales

- PUBLICIDAD -
Lara tiende la mano a Podemos para un gran pacto contra PP en las generales

Lara tiende la mano a Podemos para un gran pacto contra PP en las generales

El líder de IU, Cayo Lara, ha vuelto a tender la mano a todas las fuerzas de izquierda, incluido Podemos, para forjar una gran alianza que pare al PP en las generales tras comprobar -ha dicho- que las candidaturas populares en las que también ha estado IU han funcionado muy bien.

Lara ha comparecido ante los medios al concluir en la sede de Olimpo la reunión de más de tres horas de la dirección y de los coordinadores regionales que han podido venir para analizar los resultados electorales que han sido mejores que los anteriores, en el caso de las municipales -ha asegurado- y "malos" en las autonómicas, salvo en Asturias, Navarra y Castilla León.

Y tan buenos ve los resultados de las municipales, que ha llegado a decir que siente "alegría" porque IU va a tener más concejales y alcaldes que en las de 2011.

Según ha explicado, las cifras del Ministerio del Interior -un millón de votos, el 4,75 % del total- solo contabilizan las candidaturas de IU en las que va sola, pero al sumar los sufragios de las listas en las que ha concurrido en coalición con otras fuerzas, el número de apoyos se eleva como mínimo a 1.487.000 (el 7,9).

Falta además por sumar los votos de las candidaturas de unidad popular, como Barcelona en Comù, Zaragoza en Común o las Mareas Atlánticas de Galicia.

Ha sido una reunión bastante tranquila, según han asegurado algunos dirigentes, y en la que solo de refilón se ha tocado el desastre de Madrid, aunque el aspirante a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha vuelto a traer a colación que había que "desfederalizar" la organización madrileña, totalmente enfrentada al candidato.

Cayo Lara ha insistido en que ahora IU va a trabajar en ese pacto con otras fuerzas porque las generales están a la vuelta de seis meses y el objetivo tiene que ser acabar con la derecha, aunque él, y en esto vuelve a chocar con la postura de Garzón, defiende que los pactos se forjen a través de coaliciones electorales, como en el caso de Barcelona en Comú, que con once concejales gobernará la ciudad.

En cambio, rechaza la fórmula del partido instrumental como Ahora Madrid, que, a su juicio, supone la disolución de las siglas propias, pero, en cualquier caso, ha dejado claro que IU se siente "parte del cambio" que se está produciendo en España para derrotar al PP.

Izquierda Unida, ha defendido, ha sido "parte activa" de la convergencia y ha pedido que "nadie se atribuya ese protagonismo", en alusión al partido de Pablo Iglesias, que, como ha recordado, no quiso llegar a acuerdos con IU.

Además, ha dicho que "no es justo" que se atribuya a Podemos el éxito que han tenido las coaliciones cuando ha intentado "ocultar" su marca en las municipales con la intención quizá de no "quemarse" de cara a las generales.

De hecho, ha afirmado que los resultados de la izquierda han sido mejores que donde Podemos ha ido en solitario, como en las autonómicas.

Otra de las cuestiones que ha despejado, al menos desde su punto de vista, es que IU no se plantea una asamblea extraordinaria para afrontar la quiebra que se ha producido con la guerra interna de Madrid, porque ve un error plantearse un cónclave a pocos meses de los comicios. Ahora lo que toca es "trabajar mucho" para que la candidatura de Garzón llegue lo más fuerte posible.

Tampoco se ha planteado dimitir por los pésimos resultados autonómicos, aunque sí ha señalado que nunca ha estado pegado a los sillones y, en todo caso, no sería una decisión personal sino una reflexión colectiva.

No ha querido hablar de la situación particular de Madrid y se ha limitado a afirmar que ese desastre se irá analizando en los próximos días.

Ayer, llamó por teléfono al candidato a la Comunidad, Luis García Montero, para transmitirle su "solidaridad", ha contado, y también lo intentó con la cabeza de lista, Raquel López, pero no logró hablar con ella.

Y de las palabras gruesas que Raquel López lanzó ayer contra Garzón, a quien llamó "miserable", ha señalado que no es partidario de este tipo de calificativos y ni siquiera los ha utilizado contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque a veces le han quedado ganas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha