eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Librero de Hong Kong no participa en las protestas contra China por amenazas

- PUBLICIDAD -
Librero de Hong Kong no participa en las protestas contra China por amenazas

Librero de Hong Kong no participa en las protestas contra China por amenazas

Decenas de miles de manifestantes se sumaron hoy a la tradicional marcha del 1 de julio en Hong Kong, marcada por la ausencia de uno de los libreros liberados por Pekín por "graves amenazas" a su seguridad.

La protesta masiva contra un Ejecutivo central autoritario y un gobierno local débil tuvo lugar en una jornada en la que se celebra el aniversario de la devolución de Hong Kong a China, hoy hace 19 años tras más de 150 de dominio británico.

La manifestación de este año estuvo marcada por el misterioso caso de los cinco libreros desaparecidos y, en especial, por la ausencia de Lam Ala-kee, que renunció a participar en la marcha apenas dos horas antes de que comenzara.

Lam regresó a mediados de junio a Hong Kong y afirmó que había sido secuestrado y maltratado por la policía secreta china durante casi ocho meses.

Hoy, el librero optó por no acudir alegando que existían "graves amenazas" hacia su seguridad personal en caso de que apareciera, anunció la entidad organizadora de la marcha, el Frente Civil de los Derechos Humanos, a través de las redes sociales.

Lam ha sufrido persecuciones por parte de desconocidos durante los últimos días, declaró al comienzo de la marcha el parlamentario del Partido Democrático Albert Ho al diario local South China Morning Post.

En ausencia de Lam, la marcha estuvo encabezada por otros dos ciudadanos hongkoneses que han sufrido los estragos de los servicios de seguridad chinos: Ching Cheong, un periodista cristiano que pasó más de mil días en prisión en China, y Lau Shanching, un activista democrático que estuvo encarcelado durante una década.

Los miles de manifestantes volvieron a reivindicar, por quinto año consecutivo, la dimisión del presidente del ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, en esta ocasión acusándole de no haber sido firme ante China el caso de los libreros, que puso en tela de juicio la capacidad del gobierno local para proteger a sus habitantes del alcance de Pekín.

"El caso de los libreros debería haber sacado más gente a la calle que la propia 'revolución los paraguas', se trata sin duda del mayor atentado contra las libertades de Hong Kong en estos casi 20 años", dijo a Efe Brian Chu, abogado hongkonés que se sumó a la marcha.

Como cada año, la ciudad volvió a teñirse de rojo, entre banderas chinas y hongkonesas, a favor del gobierno central y en contra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha