eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Liga Árabe advierte contra la injerencia de "partes extranjeras" en Siria

- PUBLICIDAD -
Al Arabi afirma que la solución política en Siria pasa por el éxito en Ginebra

Al Arabi afirma que la solución política en Siria pasa por el éxito en Ginebra

La Liga Árabe advirtió hoy contra la injerencia de "partes extranjeras de una manera directa e indirecta" en las operaciones militares en Siria, en particular en los combates que se libran actualmente en la ciudad de Al Quseir, fronteriza con el Líbano.

En el comunicado final de una reunión urgente de sus delegados permanentes, la organización panárabe consideró que estas injerencias pretenden llevar Siria a una división sectaria y amenazan su soberanía.

El vicesecretario general de la Liga Árabe, Ahmed bin Heli, aseguró que "partes no sirias" participan en las campañas militares actuales en zonas como Al Quseir y sus alrededores, donde las tropas del régimen apoyadas por milicianos del grupo libanés Hizbulá han lanzado una ofensiva para recuperar la ciudad.

"Esta participación en los actos militares es muy grave y conducen a impulsar el sectarismo y a amenazar la unidad de la sociedad siria", añadió Bin Heli en una rueda de prensa.

Durante la reunión de hoy, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, afirmó que una solución política en Siria pasa por el éxito de la conferencia internacional de Ginebra, propuesta por Washington y Moscú.

"No será posible una solución política para la crisis en Siria a menos que tenga éxito la conferencia de Ginebra y se aproveche esta oportunidad para lograr un alto el fuego", dijo en su discurso.

Al Arabi insistió en la importancia de que se forme un Gobierno provisional sirio con amplios poderes para aplicar las decisiones que saldrán de la conferencia de Ginebra, cuya fecha de celebración todavía no está decidida.

Además, pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que emita una resolución que obligue al cumplimiento de los pasos que se adopten en la ciudad suiza y al envío de un equipo de observadores a Siria para vigilar un alto el fuego sobre el terreno.

Al Arabi, que se ha reunido últimamente con opositores sirios, transmitió a los enviados árabes la preocupación de la oposición siria por la supuesta injerencia de Irán y de Hizbulá, aliados del régimen de Damasco, en el conflicto en su país.

Coincidiendo con la reunión en la sede de la Liga Árabe, en El Cairo, varios activistas sirios organizaron una manifestación frente al edificio para rechazar cualquier diálogo con el presidente sirio, Bachar al Asad, y para expresar su solidaridad con la ciudad de Al Quseir.

Al Arabi se entrevistó hoy también con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, al que le informó de sus contactos con los opositores sirios para lograr el éxito de la conferencia de Ginebra, según fuentes de la organización panárabe.

En este encuentro, abordaron también los últimos ataques del régimen sirio en Homs (centro), provincia en la que se encuentra Al Quseir, y en la periferia de Damasco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha