eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Llega el turno de las defensas de los 15 acusados en el juicio del Madrid Arena

- PUBLICIDAD -
Llega el turno de las defensas de los 15 acusados en el juicio del Madrid Arena

Llega el turno de las defensas de los 15 acusados en el juicio del Madrid Arena

Las defensas de los quince acusados por la tragedia del Madrid Arena, que le costó la vida a cinco jóvenes, presentarán ante el tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial a partir del próximo martes sus informes finales en los que previsiblemente solicitarán la libre absolución de sus clientes.

José Luis Fuertes, abogado del promotor de la fiesta y principal acusado, Miguel Ángel Flores, será quien abra el turno de intervención de las defensas después de que la Fiscalía y las acusaciones ya hayan presentado esta semana sus informes.

Fuertes intentará justificar las contradicciones de la declaración que ofreció su defendido, señalado como responsable de un sobreaforo que la fiscal cifra en más de 6.000 asistentes.

Pero el empresario considera que cumplió con todas sus competencias como organizador del evento. "Todas y más", declaró ante el tribunal.

Flores atribuyó la avalancha mortal a una "cuestión de flujos" y no de aforo, se eximió de toda responsabilidad culpando al Ayuntamiento de los fallos de seguridad, ofreció un baile de cifras sobre la cantidad de entradas vendidas y alegó que las urnas encontradas 16 días después en un pabellón anexo al Madrid Arena fueron manipuladas.

"No acuso al Ayuntamiento, sino a las personas que conocían en el año 2010 que las cosas se hacían mal y que a mí me lo hacían hacer mal", manifestó en su declaración.

El Ministerio Público mantiene su petición de cuatro años de cárcel para el empresario, mientras que el resto de penas solicitadas oscilan entre dos años y medio y un año y medio.

De hecho, la Fiscalía redujo a un año y medio la petición de pena para el equipo médico de la fiesta -Simón y Carlos Viñals- al considerar que son culpables de un delito de homicidio imprudente y no de tres como mantenía en sus conclusiones provisionales.

Ya han pasado cuatro meses desde que comenzase el juicio presidido por la magistrada Luisa Aparicio Carril que ha pretendido depurar el grado de responsabilidad de quince acusados que, de una manera u otra, participaron en el transcurso de unos hechos que dieron como resultado la trágica muerte de cinco chicas de entre 17 y 20 años y una treintena de heridos.

Además de estos cinco homicidios por imprudencia grave, trece acusados han respondido también ante dieciséis delitos de lesiones por imprudencia grave -reducidos a quince por la fiscal-, y otros dos procesados ante dos homicidios por imprudencia grave profesional.

Dos de esos quince acusados no lo están a petición de la Fiscalía, sino de las acusaciones particulares.

Se trata del que fuera máximo responsable de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, y del técnico de operaciones de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Ruiz Ayuso, a quien le levantó la imputación el Ministerio Público en sus conclusiones finales.

A juicio de las familias de las cinco víctimas, todos los acusados han intentado desentenderse de su responsabilidad en la tragedia desde el período de instrucción del caso, negando que ocupasen cargos de responsabilidad o que estuviesen trabajando aquella noche.

De hecho, todos sus representantes legales pidieron su libre absolución al elevar a definitivas sus conclusiones.

Después de las intervenciones de sus letrados, los acusados podrán ejercer su derecho de "última palabra" en la tercera semana de mayo, momento en el que el juicio quedará visto para sentencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha