eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El enviado de la ONU cree que "hay que centrarse en la amenaza de terrorismo" en Siria

- PUBLICIDAD -
El enviado de la ONU cree que "hay que centrarse en la amenaza de terrorismo" en Siria

El enviado de la ONU cree que "hay que centrarse en la amenaza de terrorismo" en Siria

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, destacó hoy en Damasco la necesidad de "centrarse en la amenaza real del terrorismo" para dar una salida al conflicto en este país.

"Mi plan de acción tiene como objetivo unos pocos puntos que son claramente básicos. Uno de ellos es la necesidad de poner el foco en la amenaza real del terrorismo como lo define la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", afirmó De Mistura en una rueda de prensa.

Otro de los ejes de su iniciativa, que él mismo describe como "plan de acción" y no como plan de paz, es reducir la violencia para allanar el camino en busca de una solución política.

De Mistura llegó el sábado a Siria en su segunda visita desde su nombramiento en julio pasado, durante la que se ha entrevistado con el presidente sirio, Bachar al Asad, y el ministro de Exteriores, Walid al Mualem.

El enviado internacional señaló que tras sus contactos con las autoridades tiene "la sensación" de que los responsables sirios "están estudiando muy seria y activamente la propuesta de la ONU".

De hecho, el propio Al Asad afirmó ayer que esa iniciativa era "digna de estudio" y que se intentaría trabajar sobre ella para lograr sus objetivos.

Aparte de viajar a Damasco, De Mistura se trasladó ayer a la ciudad de Homs, en el centro de Siria, donde se entrevistó con su gobernador, Talal al Barazi, y con representantes de los rebeldes del barrio de Al Waer, el último reducto insurgente en esta población.

El emisario de la ONU reconoció en la rueda de prensa de hoy que se sintió "impactado y muy tocado" por el nivel de destrucción que pudo ver en Homs.

"No queremos que eso pase en Alepo", indicó el mediador, que ha propuesto que su plan comience a aplicarse en esta ciudad, la mayor del norte de Siria.

La idea es "congelar" las hostilidades en Alepo para extender la iniciativa a otras ciudades.

"Esta es una nueva manera de ver y lograr lo que esperamos, un descenso de la violencia. Es diferente a anteriores alto el fuego", reflexionó.

De Mistura explicó que "esto significa detener la lucha, que nadie se mueva de donde está, lo que significa facilitar la aplicación en ese lugar (Alepo) de las resoluciones 2178 y 2170 y las relativas a ayuda humanitaria".

Esas decisiones del Consejo de Seguridad imponen sanciones a las personas supuestamente vinculadas con los grupos Estado Islámico (EI) y Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria; y exigen a los estados miembros de la ONU que nieguen la entrada de cualquier sospechoso de respaldar o participar en actos terroristas.

Para De Mistura, si se logra frenar las hostilidades en una zona en concreto se puede aplicar el plan en otras partes y, a partir de ahí, construir un proceso político.

Advirtió de que la alternativa a su plan supone "más tragedia, más sufrimiento después de casi cuatro años de guerra", donde no hay ni vencedores ni vencidos, y en la que, a su juicio, el mayor perdedor es la esperanza de paz en la región.

Más de 200.000 personas han perdido la vida en Siria desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2011.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha