eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Obama defiende su política exterior y Romney vincular ayuda con la libre empresa

- PUBLICIDAD -
Obama defiende su política exterior y Romney vincular ayuda con la libre empresa

Obama defiende su política exterior y Romney vincular ayuda con la libre empresa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy ante la Asamblea General de la ONU sus logros en política exterior y en particular el progreso que ha supuesto la primavera árabe, mientras su rival republicano, Mitt Romney, propuso vincular la ayuda al desarrollo a la libertad de empresa.

La campaña electoral, a poco más de un mes para los comicios del 6 de noviembre, se trasladó por unas horas a Nueva York y se centró en la política exterior con la intervención ante la ONU de Obama, candidato a la reelección, y las de ambos en la Iniciativa Global Clinton (CGI).

Romney fue el primero en hablar a primera hora de la mañana en la CGI y allí defendió la libertad de empresa como clave para hacer más eficaz la ayuda de Estados Unidos al desarrollo, ya que tiene la capacidad de "mejorar financieramente" un país y también de "mejorar a las personas".

"Para que la ayuda extranjera estadounidense se haga más eficaz, debe integrar el poder de las alianzas, acceder a la naturaleza transformadora de la libre empresa y aprovechar los abundantes recursos que pueden llegar del sector privado", apuntó.

El aspirante presidencial republicano se declaró "preocupado" por la inestabilidad en Oriente Medio y consideró que la clave para enfrentarla es "promover el empleo", una estrategia que, de llegar a la Casa Blanca, impulsará a través de un programa llamado "Pactos para la prosperidad".

Ese plan consiste en instar a los países a eliminar barreras para el comercio internacional, "a cambio de paquetes de ayuda estadounidense centrados en desarrollar sus instituciones, su marco jurídico y sus derechos de propiedad", según detalló.

Romney, que confió en regresar en 2013 al CGI como presidente de Estados Unidos, defendió además los programas de libre comercio que pretende impulsar.

También aludió al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aunque sin nombrarlo directamente: "No debemos olvidar que, no muy lejos de aquí, una voz de maldad indescriptible ha hablado, amenazando a Israel y al mundo civilizado".

Apenas una hora después, Obama habló de Irán ante la Asamblea de la ONU, sostuvo que hará "lo que deba hacer" para impedir que ese país obtenga un arma nuclear y que el tiempo para alcanzar una solución diplomática "no es ilimitado".

Pero el presidente no centró su discurso en Irán, sino en la primavera árabe y en las recientes protestas contra misiones diplomáticas e intereses estadounidenses en el mundo musulmán a raíz de un vídeo producido en Estados Unidos que caricaturiza a Mahoma y al islám.

Así, recordó que su Gobierno apoyó "a las fuerzas del cambio" en países como Túnez, Egipto y Libia, y destacó que esas por el vídeo que satiriza a Mahoma han sacado a la luz la necesidad "de tratar honestamente las tensiones entre Occidente y un mundo árabe en movimiento hacia la democracia".

"Es obligación de todos los líderes, en todos los países, hablar con fuerza contra la violencia y el extremismo", subrayó Obama.

Luego afirmó que "es optimista" sobre el mundo actual porque en sus casi cuatro años como presidente ha visto "avances", entre los que enumeró el fin de la guerra de Irak, el compromiso para la retirada de Afganistán en 2014, la muerte de Osama Bin Laden y el acuerdo con Rusia para frenar la proliferación nuclear.

Después de su discurso ante la Asamblea, Obama intervino en la Iniciativa Clinton y en ese foro anunció nuevas medidas para combatir el tráfico de personas, una forma de "esclavitud moderna" que afecta a más de 20 millones de hombres, mujeres y niños, y que, según dijo, no tiene lugar en un mundo civilizado.

El expresidente Bill Clinton, que se ha convertido en un pilar clave de la campaña por la reelección de Obama tras su aclamado discurso en la Convención Demócrata celebrada a comienzos de mes, fue el encargado de presentar al mandatario y ambos intercambiaron elogios mutuos.

Tras partir de nuevo a Washington sin haber tenido ninguna reunión bilateral con mandatarios extranjeros, Obama viajará este miércoles a Ohio, un estado vital para conseguir la reelección y que está visitando prácticamente una vez por semana.

Romney ya está en Ohio, un estado clave para la elección del 6 de noviembre, adonde llegó hoy procedente de Nueva York para hacer campaña junto a su candidato a vicepresidente, Paul Ryan.

Según una encuesta del diario The Washington Post publicada hoy, Obama está por delante de Romney entre los probables votantes de Ohio, con un 52 % de apoyo frente al 44 % del exgobernador de Massachusetts.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha