eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Orfeón Donostiarra tuvo una "fantástica" acogida en Milán, según su director

- PUBLICIDAD -
El Orfeón Donostiarra tuvo una "fantástica" acogida en Milán, según su director

El Orfeón Donostiarra tuvo una "fantástica" acogida en Milán, según su director

El Orfeón Donostiarra concluye mañana su paso por Milán, donde se ha estrenado para interpretar junto a la Orquesta Sinfónica Giusseppe Verdi una de las obras más complejas y difíciles de escuchar en directo, la "Octava" de Mahler, cuya presentación ayer tuvo una "fantástica" acogida.

El adjetivo es de José Antonio Sainz Alfaro, director del coro vasco, que en una conversación telefónica con EFE habla del debut del Orfeón y expresa su satisfacción por el éxito del concierto de ayer ante un público como el milanés, "de mucha tradición, especialista y que sabe apreciar el trabajo".

El coro de San Sebastián ha acudido a Milán invitado por "la Verdi" para interpretar, junto a esta orquesta y su coro sinfónico en el Palacio de Congresos de Milán, la obra de Gustav Mahler, que mañana volverá a reunir en el escenario a unas 300 voces -también hay un coro de niños- y casi un centenar y medio de instrumentistas bajo la batuta de Riccardo Chailly.

Sainz Alfaro explica que la orquesta cumple este año su vigésimo aniversario y había decidido hacerlo con esta complicada sinfonía junto al coro del teatro de la Scala, que no pudo sumarse al proyecto por problemas de agenda.

"Entonces estuvieron buscando por Europa un coro de unas características determinadas para hacer esta sinfonía, ya que no hay muchos, y les encajó perfectamente el Orfeón", señala Sainz Alfaro, que considera "sin duda un honor" haber sustituido a una agrupación como la de la Scala.

Asegura que la magnitud de la empresa requiere un gran escenario como el del Palacio de Congresos y dice que, aunque su acústica "no es perfecta, no suena mal".

"Fue fantástico. Es una obra muy complicada, pero con la batuta, experiencia y buen hacer del maestro Riccardo Chailly (antiguo director de "La Verdi" y actual titular de la Orquesta Gewabdhaus de Leipzig) todo llegó a muy buen puerto, y el concierto fue un éxito", destaca.

Explica que el Orfeón comenzó a ensayar con la Orquesta y los coros el pasado lunes y que sus componentes han estado muy tranquilos ante su debut milanés.

"Es un coro muy experimentado, muy preparado para este tipo de conciertos que requieren una especialización. Están tranquilos porque saben que, trabajando bien, se obtienen resultados", afirma Sainz Alfaro, que añade que han viajado a la ciudad lombarda 120 orfeonistas, el mayor número que suele reunir, pero la magnitud de la propuesta lo requería.

Ha recalcado que la preparación ha sido "todo lo intensa" que precisa la "Octava" de Mahler, en cuyo estreno en España, en 1970 en el XIX Festival de Granada, también participó el Orfeón.

Desde entonces y hasta ayer sólo la había interpretado en otras nueve ocasiones, la última en la Quincena Musical de San Sebastián en 2005.

Sainz Alfaro dice que actuaciones como ésta siempre abren las puertas al Orfeón Donostiarra en el exterior.

"En todos los sitios por donde pasamos dejamos buena huella y luego, con el tiempo, se acuerdan de nosotros, aunque el complejo mundo de hoy y los precios de las cosas hacen cada vez más difícil este tipo de salidas. Nosotros estamos muy contentos, porque nos seguimos manteniendo y haciendo nuestras escapadas al extranjero", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha