eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PNV censura la "poca altura política" de Rajoy en el proceso catalán y advierte que "le puede empezar a pasar factura"

Atutxa afirma que "no podemos hacer una Euskadi sólo con nacionalistas", pero éstos deben "luchar por tener otra Euskadi"

- PUBLICIDAD -

La presidenta del BBB del PNV, Itxaso Atutxa, ha censurado la "poca altura política" del presidente Mariano Rajoy en el proceso catalán, en el que "una vez más no da la talla", y ha advertido de que su actitud "le puede empezar a pasar factura" no sólo en el Estado, sino también en Europa. Asimismo, ha esperado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sea "la alternativa en España" para una "regeneración democrática" que pasa por "una revisión" de la Constitución.

En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, ha considerado que el proceso participativo celebrado en Cataluña este pasado domingo debería suponer "un punto de reflexión" para el Gobierno español, que ha pretendido "judicializarlo" demostrando que no tiene "altura política".

Atutxa, que ha lamentado el "ridículo" de la política de Comunicación del Gobierno, ha censurado al presidente del Gobierno que "desaparece más que el Guadiana" y es "incapaz de afrontar las realidades del Estado que Gobierna". Rajoy, ha señalado, "se ha escondido en los preliminares de la consulta" y ha "lanzado" a sus ministros y a "todas las "huestes de la judicatura española" en contra del proceso.

"Una vez más no da la talla y demuestra poca altura política", ha insistido la presidenta del PNV en Bizkaia, que ha advertido de que "le puede empezar a pasar factura no sólo en el Estado", sino también en Europa.

De este modo, ha señalado que "los gobernantes europeos no pueden entender que el presidente de un gobierno sea capaz, ante 2,2 millones de personas votando democráticamente, con normalidad y con absoluta transparencia, de esperar más de una semana para hacer declaraciones pero, en cambio, sí amenazar con acciones judiciales".

Según ha indicado, "veo poca capacidad política, hable el Gobierno o el partido, y sólo veo un intento de judicializar algo que políticamente no están siendo capaces de gestionar". Además, ha opinado que esa "judicialización está trayendo el colchón de que 'no soy yo quien toma la última decisión'", sino "un tribunal" de cara a las elecciones.

Por otro lado, ha opinado que es "factible" la petición del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, de una reforma del Estado que contemple el derecho a decidir porque el hecho de que el PP disponga de mayoría absoluta no significa que tenga que "aplicar siempre el rodillo" o que "sea ciego y sordo".

En este sentido, ha subrayado que "tan conservador como el PP son los conservadores británicos y el señor David Cameron nos acaba de dar una gran lección en Europa" con la consulta escocesa. De este modo, ha planteado que "esto no depende sólo de cuáles son las mayorías en el Parlamento", sino de "las voluntades políticas". "Y de voluntad política ha demostrado poco el Gobierno de Mariano Rajoy", ha censurado.

En esta línea, ha destacado que, en Escocia, se ha acordado "preguntar a la gente cuál quiere que sea su futuro con un gobierno conservador, tan nacionalista británico como el más nacionalista español, con toda normalidad". "En España tienen que entender en algún momento que eso es posible. Ahí espero que el PSOE pueda ser determinante en el cambio de posición de un gobierno español en el futuro", ha agregado.

Aunque ha reconocido que no ve "ahora" a Pedro Sánchez liderando este papel, ha subrayado que "es una de las pocas oportunidades que tienen de diferenciarse de la opción que pueda suponer el PP" en las próximas elecciones generales. De este modo, ha esperado que el líder socialista sea "la alternativa en España a esa regeneración democrática que de verdad necesitan y que tiene que pasar, sin duda, una revisión de la Constitución".

En cualquier caso, ha asegurado que ve "más a Pedro Sánchez que al propio PSE de Euskadi" en esa posición y ha afirmado que le gustaría que "aquí pudiéramos tener otro acompañamiento, no para las aspiraciones de un partido nacionalista como el nuestro, pero sí para un proceso de transición hacia ese momento en el que podamos acordar con naturalidad partidos nacionalistas y no nacionalistas el que se pueda tener una consulta".

Atutxa ha señalado que la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, da la impresión de que "ha dejado las cuestiones de política más general en manos de Madrid", lo que "vuelve a generar esa idea del sucursalismo del Partido Socialista en Euskadi".

NO DEJAR EN "LA CUNETA"

Por otra parte, ha indicado la necesidad de que sumar, "además de las fuerzas abertzales, otras sensibilidades" y lograr que "otra parte de la población que se enganche" porque, de lo contrario, "nos faltará algo". Según ha planteado, Euskadi es "un país a cuatro sensibilidades", con independencia de que los abertzales sean "el 50, 51 o 58% de la población", y no se puede hacer "un país libre para el futuro en el que nos dejemos en la cuneta a tanta gente".

En este sentido, ha apelado a que "cunda el ejemplo catalán", que ha conseguido "una cohesión social más allá de los propios nacionalistas". "Me gustaría que en Euskadi pudiéramos llega a eso, porque una Euskadi con otro estatus político puede ser también la alternativa para quienes no son nacionalistas", ha deseado.

"Creo --ha añadido-- que eso es posible y de los partidos políticos nacionalistas y acciones populares que están surgiendo dependerá también de que eso pueda ser factible en Euskadi". En su opinión, no se puede hacer "una Euskadi sólo con nacionalistas pero, desde luego, los nacionalistas tenemos que luchar por que tengamos otro tipo de Euskadi".

INTENTAR UNA VEZ MÁS

En relación a la situación que se abre en Cataluña tras la consulta del domingo, ha considerado que ahora "hay que gestionar los resultados" y la "primera labor" de Artur Mas tiene que ser "volver a intentar por enésima vez la relación con Madrid, pero ahora con el refrendo de más de 1,8 millón de votos favorables a la consulta".

Según ha señalado, "si pasado el trámite, porque vemos que Rajoy no va a hablar hasta el domingo y lo va a hacer a miles de kilómetros de distancia, siguen en la misma tesitura desde el Gobierno de Madrid incluso intentando judicializar, imagino que al presidente Mas no le quedará otro remedio que convocar elecciones", aunque "habrá que ver" de qué tipo.

Asimismo, ha afirmado que comprende que ERC quiera "aprovechar la fuerza de la ola", pero también le ha instado a "demostrar ahora una responsabilidad cuando está a punto de ser quizás la primera fuerza política en Cataluña". De este modo, ha indicado que "debería escuchar a las agrupaciones sociales" que han "marcado este camino".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha