eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE se prepara para el debate de las medidas más duras en Catalunya

Pedro Sánchez convoca sin fecha a todos los órganos de dirección por si tiene que que fijar una posición ante la respuesta de Rajoy al desafío independentista

Ferraz reitera su compromiso con el "estado de derecho" y ya no reclama una negociación "inmediata" sino que la circunscribe a que Puigdemont vuelva a la legalidad

Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara o Javier Lambán son partidarios de aplicar el artículo 155 de la Constitución si Puigdemont declara la independencia

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy y Sánchez mantienen hoy su primera reunión tras el 1-O

Rajoy recibe a Pedro Sánchez en Moncloa. EFE

El PSOE está prevenido para lo que pueda ocurrir la próxima semana en Catalunya. Ante el plan de la Generalitat de proclamar la independencia a través de la aplicación de la ley de transitoriedad, Pedro Sánchez ha convocado a todos los órganos de dirección, incluido el Comité Federal, que es el máximo órgano entre congresos. La inédita triple convocatoria, que no tiene fecha pero se augura de forma "inminente" –los próximos martes y miércoles–, se ha interpretado en las filas socialistas como la fórmula para tomar una decisión formal ante la respuesta que dé el Gobierno de Mariano Rajoy al desafío independentista que se espera para la semana que viene. 

El PSOE se prepara, por tanto, para debatir las medidas más duras que se puedan aplicar en Catalunya: desde el artículo 155 de la Constitución, la ley de seguridad nacional o el estado de excepción. O lo que es lo mismo: el PSOE tiene que decidir hasta dónde llega su apoyo al Gobierno. Para eso Sánchez quiere implicar a todos los órganos del partido y ha pedido a sus integrantes que vacíen las agendas y "no se vayan de puente". 

Sánchez ha convocado a los barones para que fijen su posición en el Consejo de Política Federal. Es un órgano consultivo que no tiene carácter vinculante, pero el secretario general quiere tener una posición común. El Comité Federal, el máximo órgano entre congresos del PSOE, tendrá que ratificarla. "Espero que no haya que tomar decisiones antes", dice un dirigente crítico sobre la tardanza de Ferraz en convocar al Consejo de Política Federal.

En Ferraz evitan decir qué opinan sobre la aplicación del 155 de la Constitución en el caso de que Carles Puigdemont siga adelante en su plan de declarar la independencia de Catalunya. Ahora bien, cada vez más voces en el PSOE asumen que tendrán que apoyarlo si es "inevitable", según un destacado miembro de la Ejecutiva. 

Petición de elecciones en Catalunya

El secretario de organización, José Luis Ábalos, ha asegurado que "el Gobierno contará con el apoyo del PSOE en todo lo que sea el mantenimiento del orden constitucional y lleve a la convocatoria de elecciones en Catalunya". Lo que no ha querido decir es hasta dónde llegan "los preceptos legales que corresponden". "El PSOE  estará cómodo defendiendo el estado de derecho", dijo en esa misma línea Patxi López sobre la posibilidad de que se lleve a cabo la declaración unilateral de independencia. 

"Esta semana la gente habla con más naturalidad del 155, pero porque ha habido una insurrección en Catalunya", asegura un destacado dirigente andaluz, que reconoce que "no hay tantas herramientas" para "que se restablezca la legalidad". "Si es el 155 no va a haber oposición", admite ese dirigente. "Andalucía va a apoyar la respuesta del Estado", aseguran fuentes próximas a la presidenta, Susana Díaz. 

En otras federaciones, como Aragón o Extremadura, también son partidarios de que Rajoy recurra al 155 si la declaración unilateral de independencia llega a producirse. Guillermo Fernández Vara, que preside el órgano de representación territorial del PSOE, se mostró "absolutamente convencido" el PSOE  "va a estar con la solución que haya que tomar". La líder del PSE, Idoia Mendia, aseguró que "no es necesario" recurrir a ese precepto constitucional "para mantener el orden natural de las cosas". No obstante, dejó la puerta abierta al asegurar que podría ser "el último escalón", según informa Europa Press.

Diferencias con el PSC

El PSOE está teniendo algunas diferencias con el PSC en la posición sobre Catalunya. Miquel Iceta reclamó desde el principio un diálogo entre Rajoy y Puigdemont y advirtió de que si eran incapaces de sentarse, convocaran elecciones tanto en Catalunya como generales. Ferraz no dio ese paso, pero ahora sí que ve en las elecciones catalanas la vía de solución. A lo que no se atreven en Ferraz es a pedir la cabeza de Rajoy. 

De hecho, han cambiado el tono. Ya no reclaman al presidente del Gobierno que abra una "negociación inmediata" con la Generalitat, como sí hace el PSC, sino que ahora lo circunscribe a que Puigdemont deje de incumplir la ley. A partir de ahí, es cuando instan a la negociación. 

Mientras que dirigentes del PSOE se ven cada vez más cerca de tener que respaldar medidas como el 155, siempre desde la prudencia de que se trata de "hipótesis" porque no saben qué va a pasar en los próximos días, en el PSC se revuelven contra esa opción. 

La alcaldesa de l'Hospitalet, Nuria Marín, aseguró que sería una "inmensa irresponsabilidad" recurrir a él. El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, va un paso más allá y asegura que dimitiría y renunciaría a la militancia si Sánchez apoya esa medida. "No podría defenderlo", asegura en una entrevista en el Diari de Terrassa. 

Ese edil es uno de los que empuja a Sánchez a lanzarse a una moción de censura contra Rajoy. No es una opción que baraje en este momento el secretario general porque, para que salga adelante, necesitaría el respaldo de las fuerzas independentistas. La organización juvenil del PSC también se ha mostrado favorable a una moción de censura en el Congreso impulsada por quienes están a favor del diálogo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha