eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Policía 'jubiló' una de sus tanquetas de agua a presión, que acabó en un campo de 'Paintball'

Una empresa de entretenimiento la compró en un desguace por 7.000 euros en 2007 y la ha vendido hace dos meses a un particular

- PUBLICIDAD -
La Policía 'jubiló' una de sus tanquetas de agua a presión, que acabó en un campo de 'Paintball'

Mientras los Mossos d'Esquadra han anunciado que usarán tanquetas de agua a presión para disolver algaradas callejeras, la Policía Nacional desechó hace años este recurso llegando a 'jubilar' uno de estos vehículos que pasó su 'segunda actividad' en un campo de 'Paintball' en Aranjuez (Madrid).

Fue en las instalaciones con las que cuenta la empresa de entretenimiento Noname Sports en el municipio del sur de la Comunidad. Su responsable, Miguel Ferrero, ha relatado a Europa Press que rescataron una tanqueta de la Policía que se encontraba en un desguace situado en la carretera de Andalucía, a unos 140 kilómetros de Madrid.

Así pasó de ser un elemento preparado para repeler disturbios en la vía pública a rodearse de grupos celebrando despedidas de soltero, cumpleaños o eventos de empresa.

El precio que pagó Noname Sport por la plataforma policial fue de 7.000 euros en el año 2007 y ha estado en su campo de 'Paintball' hasta hace apenas dos meses, que se desprendieron de ella tras recibir "una buena oferta". Según cuenta Ferrero, se la vendieron a un particular que "ahora la tiene en su finca en la Comunidad de Madrid como retén para prevenir incendios" . La operación con este particular se saldó en unos 4.500 euros.

"ESTABA EN PERFECTO ESTADO"

"Estaba en perfecto estado, funcionaba todo perfectamente", recuerda Ferrero quien destaca la gran potencia que tenía la plataforma. "Estuvimos a punto de darlo de alta como vehículo histórico para ir a comprar el pan", bromea este empresario, quien admite que el coste del papeleo les terminó disuadiendo. Asegura que la potencia del chorro a presión situado en la parte superior del vehículo tenía una gran fuerza y en caso de alcanzar a una persona podría desplazarla varios metros.

Expertos policiales en seguridad ciudadana consultados por Europa Press han manifestado sus reparos a la utilización de chorros a presión para disolver disturbios. Consideran que es un recurso del pasado ya superado por sus carencias técnicas y logísticas al tiempo que advierten de que no es menos lesivo que las pelotas de goma.

"Desde el punto de vista de orden público está superado desde hace tiempo. No tiene por qué ser mejor un chorro que una pelota. Depende de la presión, la distancia o el lugar del impacto", explican.

El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha anunciado este miércoles en su comparecencia en la comisión de estudio de las pelotas de goma que la policía catalana empezará a usar próximamente las plataformas que arrojan agua como medio para dispersar en casos de graves disturbios.

La Policía no emplea este método y recuerdan que para que sea efectivo, el chorro "tiene que salir a tal potencia que se corre un riesgo elevado de que al impactar contra un alborotador resulte lesionado".

PERMITEN POCAS RÁFAGAS Y HAY QUE RECARGAR

También apelan a "problemas de autonomía" ya que, según dicen, por lo general este tipo de plataformas "permiten pocas ráfagas de agua por lo que es necesario recargar el depósito con bastante asiduidad".

Otro inconveniente, siempre según los expertos consultados, es la "dificultad de movilidad" de estas plataformas por calles estrechas u obligadas a sortear barricadas. "Suelen tener problemas y se quedan aislados y atascados", añaden.

Insisten en que a esto hay que sumar los "problemas logísticos" derivados de necesitar un apoyo exterior para recargarlo. "Inutilizar el vehículo es bastante sencillo. No son vehículos fiables", zanjan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha