eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rodrigo Rato, en 7 vídeos: el baile de la tortuga, halagos de Aznar y Cospedal, y una sandalia

El exvicepresidente del Gobierno con Aznar, hoy fuera del PP por el escándalo de las tarjetas 'black', coleccionó piropos y reconocimiento por parte de la dirección del partido actual y pasada

- PUBLICIDAD -

Rodrigo Rato parecía una de las personas mejor colocadas para suceder a José María Aznar. Sin embargo, la libreta del expresidente tenía escrito el nombre de Mariano Rajoy. En 2001, en una entrevista con el entonces presidente de la agencia Efe, Miguel Ángel Gozalo, Aznar sentenció: "Rato tiene una experiencia muy brillante al frente de la economía española".

Este lunes por la noche el ex vicepresidente económico de Aznar entregaba el carné de militante después de que estallara el escándalo de las tarjetas 'black' –de la cual usó 99.000 euros que, posteriormente, dice haber devuelto– en los tiempos en los que él presidió Bankia.

Mayo de 2012. Rodrigo Rato acaba de dejar la presidencia de Bankia y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, es preguntada sobre la figura del exvicepresidente del Gobierno. "Sólo tengo elogios para Rato", sentenció. Hace escasos días el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, evitó mencionar el nombre de su antiguo compañero de partido.

Rato fue recibido con sonoros honores en enero de 2012 en una reunión de la inmobiliaria Noteges, hasta el punto de que los comerciales bailaban con un escudo romano sobre sus cabezas.

"Hasta pronto, gánster", le dijo el diputado de la CUP David Fernández, sandalia en mano. Era noviembre de 2013, y Rato había acudido al Parlamento catalán para dar cuentas de su gestión al frente de Bankia.

La presidenta argentina le llamó David, pero en realidad se refería a "Rodrigo", de quien se burlaba escasos días después de haber abandonado la presidencia de Bankia.

Rato fue investido doctor 'honoris causa' por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid en enero de 2009. Al acto acudieron Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y Esperanza Aguirre, entre otros dirigentes del PP.

El PP madrileño y el PP nacional se disputaron el control de Caja Madrid. El Gobierno de Aguirre cambió la ley para evitar la reelección de Miguel Blesa y quiso aupar en su puesto a Ignacio González, actual presidente regional. Alberto Ruiz-Gallardón se negó, y también Génova, por lo que al final el sillón fue ocupado por Rato. De él, dijo Aguirre: "Tiene una impecable trayectoria de servicio público".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha