eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez y Rivera sellan un pacto de gobierno que levanta de la mesa a Podemos

- PUBLICIDAD -
Sánchez y Rivera sellan un pacto de gobierno que levanta de la mesa a Podemos

Sánchez y Rivera sellan un pacto de gobierno que levanta de la mesa a Podemos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han sellado hoy un acuerdo "para un gobierno reformista y de progreso" que sigue sin contar con la mayoría necesaria para la investidura pero que además ha levantado a Podemos de la mesa de negociaciones con los socialistas.

Un acuerdo de legislatura con un programa de gobierno completo, que abarca desde una reforma de la Constitución o una modificación a fondo del mercado laboral y del sistema fiscal a una defensa cerrada de la unidad de España y un rechazo frontal a un referéndum de independencia de Cataluña.

Sánchez y Rivera han escenificado el acuerdo con una firma solemne en la sala Constitucional del Congreso, teniendo como testigos los retratos de los siete "padres" de la Carta Magna que presiden la estancia.

Un símbolo de la Transición que Rivera ha evocado en sus primeras palabras, en las que ha alabado un pacto que retoma las bases de consenso y el acuerdo de aquellos años y que "sienta las bases" para una nueva etapa política de renovación de la democracia española.

Rivera no descarta entrar en un gobierno presidido por Pedro Sánchez y ha pedido al PP un "esfuerzo de valentía y generosidad" para apoyar ese ejecutivo.

Y es que, de momento, la investidura de Sánchez sigue contando únicamente con los 130 votos del PSOE y Ciudadanos, ante la negativa ya anunciada del PP y también de Podemos, que ha decidido suspender las negociaciones "a cuatro".

Consciente de que las matemáticas no cuadran, Pedro Sánchez ha reconocido que su acuerdo con Ciudadanos es sólo "un primer paso", todavía insuficiente para que su investidura salga adelante la semana que viene.

Sánchez ha subrayado que el acuerdo "no ha sido fácil", pero representa un "camino de generosidad" en el que "no ha cedido nadie" sino que ambos partidos han "cedido para que ganen los españoles".

Tras incidir en la necesidad histórica de pensar en el "bien común", el líder socialista ha apelado a "abandonar el verbo vetar" para "abrazar el verbo acordar" y "desterrar el verbo imponer" y "poner el práctica el verbo entender".

Para Sánchez, este acuerdo recoge el ideario vinculado al socialismo democrático en sus 140 años de historia: "Justicia social, derechos, diálogo, oportunidades y libertades".

Argumentos que no convencen ni mucho menos a Podemos, que ha decidido levantarse de la mesa y suspender las negociaciones "a cuatro" junto al PSOE, Compromís y Unidad Popular-IU.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha confesado sentirse "defraudado" y "decepcionado" con el pacto del PSOE con Ciudadanos, que es "incompatible" con su partido.

Un documento que, a su juicio, no es ni "progresista ni reformista" y que además "va a hacer las delicias del Ibex 35 y de los sectores privilegiados".

Entre los reproches más sonoros, la "tercera reforma laboral encubierta" y la supuesta rebaja de la indemnización por despido que contiene.

Por eso, Errejón se ha mostrado convencido de que, salvo que el PP decida abstenerse, la próxima semana se producirá una primera "investidura fallida", aunque, eso sí, deja la puerta abierta a volver a negociar con el PSOE, pero ya después del 5 de marzo porque antes lo ve difícil.

Críticas de Errejón que han generado la reacción furibunda del PSOE, que ha acusado a Podemos de "mentir" para levantarse de la mesa de negociación con la excusa del acuerdo con Ciudadanos.

"Hoy, la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias", ha denunciado el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, que cree que con su actitud el partido de Pablo Iglesias demuestra que "vive mejor con Rajoy y con el PP".

Partido Popular que también rechaza de plano el acuerdo con Ciudadanos, "un brindis al sol", un mero acto de "propaganda política" y un "engaño manifiesto" a la ciudadanía.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha lanzado una advertencia directa a los miembros del partido de Albert Rivera por convertirse en los "costaleros" del líder socialista, Pedro Sánchez.

Pese al plante de Podemos, el PSOE ha emplazado al partido de Iglesias a reunirse mañana mismo y ha mantenido el encuentro de hoy con el resto de fuerzas del frustrado grupo de negociación "a cuatro", Izquierda Unida y Compromís. Y ello, aunque IU ya ha reconocido que ese bloque ya no tiene demasiado sentido sin Podemos.

Los socialistas también mantienen las negociaciones con el PNV, que ayer le entregó un documento con propuestas que ven "razonables", y por eso confían en poder cerrar un acuerdo con los nacionalistas vascos antes de la investidura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha