eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Simancas: "Zapatero me dijo que no era políticamente interesante hacer del 'tamayazo' un asunto central"

El libro 'El Tamayazo, crónica de una traición' (Catarata), del periodista Felipe Serrano, reconstruye la trama que, hace diez años, fraguó una deserción política que frustró un Gobierno de izquierdas en Madrid y abrió la Puerta del Sol a Esperanza Aguirre.

El candidato de los socialistas madrileños en aquella época, el diputado Rafael Simancas, recuerda en el libro cómo el entonces presidente del Gobierno dio carpetazo al asunto: "Entendía que remover aquel tema era recordar la responsabilidad política del propio PSOE en el asunto".

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Portada del libro 'El Tamayazo' (Catarata), de Felipe Serrano.

Portada del libro 'El Tamayazo' (Catarata), de Felipe Serrano.

El 10 de junio de 2003 se frustró un Gobierno de izquierdas en la comunidad de Madrid después de ocho años de poder de Alberto Ruiz Gallardón. El PSOE e Izquierda Unida alcanzaron un pacto de Gobierno que no se materializó por la traición de los diputados autonómicos socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. La beneficiada de esta trama, conocida como el tamayazo, fue Esperanza Aguirre, quien logró la mayoría absoluta en la repetición de las elecciones.

El periodista Felipe Serrano, de la cadena Ser, acaba de publicar un libro en el que reconstruye la trama con todo detalle. Habla con muchos de los actores de aquella época y, uno de ellos, el entonces candidato a la presidencia de la comunidad por el PSOE, Rafael Simancas, desvela cómo José Luis Rodríguez Zapatero se zafó del asunto al llegar a La Moncloa:

"Yo sí recibí una explicación, a modo de reflexión, de quien entonces era el secretario general del PSOE, y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Él me planteó que políticamente tampoco era extraordinariamente interesante, ni para el PSOE, ni para la Comunidad de Madrid, ni para el país, hacer del tamayazo nuevamente un asunto central. Sí, sí, me lo dijo así —explica Simancas, ante la cara de sorpresa del periodista—. Él entendía que aportaba poco a la estabilidad institucional y que remover aquel tema era actualizar y recordar la responsabilidad política del propio PSOE en el asunto. Responsabilidad que yo nunca escondí, porque la había. No era la definitiva, pero la había en origen, a fin de cuentas estos dos elementos [Tamayo y Sáez] estaban en nuestra candidatura. Esa fue la reflexión del secretario general del PSOE y yo, que soy un militante socialista coherente, respeté esas explicaciones".

Esta explicación de Simancas a Serrano se complementa con otro detalle que aporta el libro del autor, con respecto a una llamada del entonces ministro de Defensa, José Bono, de quien dependía del CNI, al líder de los socialistas madrileños en la que le dice: "Rafa, los tenemos pillados. El lunes, que estoy en Madrid, hablamos. Se lo consultaré a primera hora al presidente del Gobierno... Creo que esto va a ser un bombazo". Pero nada salió a la luz.

Lee aquí el capítulo entero en el que Simancas relata su versión del tamayazo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha